Compartir

 

JUAN MANUEL MILLÁN   /

 

Los historiadores y la memoria de los taxqueños solamente honraron con el nombre de una calle y la de un museo, al geógrafo alemán Alejandro de Humboldt y, tal vez, por desconocimiento sobre aquella estancia en Taxco y Tehuilotepec del 5 al 8 de abril de 1803 se menospreció al naturista francés Aimé Bonpland que también estuvo alojado en la actual Museo de Arte Virreinal “Casa Humboldt” y en las tierras en la que el conquistador Hernán Cortés tuvo su empresa minera conocida como el “Socavón del Rey”.

Mañana viernes 7 de diciembre de 2018, cuando se reúna el grupo de apoyo técnico de Ornamentales y Forestales de la Snics- Sagarpa, para recibir la solitud de registro del Banco de Semillas “Vicente Guerrero”, en el salón “Vicente Guerrero” del hotel La Misión, en Taxco, se estará nuevamente menospreciando el nombre de Aimé Bonpland, el francés que de Taxco y 8 países del continente americano se llevó casi 6 mil semillas e insectos desconocidos en ese tiempo en Europa.

Es decir, 27 años antes de que (en 1830) el embajador  Joel Roberts Poinsett se llevara a Estados Unidos la planta y la bautizara y registrara como Ponsettia,  el naturista Bonpland estudió el clima en Taxco, su vegetación y sus insectos (posiblemente también encontró el jumil) y entre esas semillas que se llevó a Europa, no es de extrañarse que haya llegado la flor de Cuetaxóchilt a los hermosos jardines del Castillo de Malmaison de su amiga Josefina Rosa Tascher de la Pagerie, conocida como Josefina la emperatriz de Francia, esposa de Napoleón Bonaparte, quien, con la ayuda de Bonpland, la emperatriz Josefina cultivó al menos 200 plantas hasta el momento desconocidas en Francia.

Bonpland pernoctó al menos 4 días en la casa del rico minero Vicente de Anza, cercana una cañada de Tehuilotepe, en donde, aseguran los investigadores, tiene origen los “genes madre y padre” de la flor que conocemos también como Nochebuena, precisamente cuando la planta dejó de florecer en el mes de marzo, por ser una flor de invierno.

Tehuilotepec es en una comunidad de Taxco, ubicada a 6 kilómetros,  en donde tiene su origen la Cueatlaxóchitl, cuyo nombre científico es el de Euphobia Pulcherrima  y de la cual existen más de un centenar de especies.

Aimé Jacques Alexandre Goujaud, conocido como Aimé Bonpland, junto con el barón de Humboldt, vieron, discutieron y coincidieron en investigaciones conjuntas, pues crearon varios tomos en sus obras como: “Ensayo Político de la Nueva España” y Viaje a las regiones equinocciales del viejo continente”.

La presente propuesta para que el Banco de Semillas de la Quetlaxóchitl, ubicada en el interior de la mina “prehispánica” de Taxco, lleve el nombre del francés Aimé Bonpland y no el de “Vicente Guerrero”, tiene un compromiso con la historia, y no tiene nada en contra con el destacado héroe de la Independentista, oriundo de Tixtla, Don Vicente Guerrero.

Aunque solamente en Argentina se le ha honrado con su nombre a jardines botánicos, calles y museos, más que su propio país, Francia,

Si realmente se requiere posicionar al Taxco histórico, literario, minero y platero, la creación del Banco de Semilla “Aimé Bonpland”, sería un buen referente para la promoción turística internacional, sobre todo para la visita de los franceses

Es por eso que, en el marco del Día Internacional de la Nochebuena, Décimo Festival de la Cuetlaxóchitl y Segundo Congreso Nacional, es el momento de que los integrantes del cabildo de Taxco, la decena de instituciones educativas que participan y los organizadores de este magno evento, en el que se incluye muestras gastronómicas y un simposio, del 7 al 9 de diciembre, honren la memoria de este destacado naturista, médico y botánico francés, el señor Bonplad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here