Compartir

* El artista prepara una serie de 18 piezas en las que hará una reinterpretación del kintsugi y el furoshiki

REDACCIÓN  /

 

Ciudad de México, 9 de abril de 2018. En su nueva propuesta escultórica, Benjamín Torres Ciudad de México – 1969 hará una reinterpretación libre de tres técnicas, dos de ellas japonesas, a partir de la idea del cuerpo como unidad y como motivo escultórico.

Con una trayectoria de 15 años en el campo de la escultura y la experimentación, el ahora miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) trabaja en una serie de 18 piezas que estarán listas para el año 2021.

En entrevista, señaló que para este proyecto decidió experimentar con tres técnicas “que se relacionan mucho con mi trabajo anterior, que tiene que ver con el collage y lo que hago en bidimensión también”, dos de las cuales conoció en un viaje que hizo apenas el año pasado a Japón.

Será la primera vez que el escultor experimente con esas técnicas, aunque más bien, dijo, se trata de una reinterpretación, “basándome en ideas básicas que tienen esas técnicas, para yo apropiarme de esos métodos y utilizarlos en mi trabajo, en el cuerpo de obra que realizo desde hace tiempo”.

Una de ellas, precisó, es el kintsugi, técnica que se utiliza para la reparación de piezas de cerámica rotas. Lo más importante, es que “hacen evidente las uniones y la reparación de la pieza, entonces toda esa intervención forma parte de la historia de la pieza, digamos que la cicatriz o la unión, la hacen evidente, no la esconden”.

Benjamín Torres señaló su interés en esta técnica, “porque mi trabajo tiene que ver con el fragmento y lo que hago en collage y lo que hice también en un principio de mi carrera con la escultura, que es trabajar a partir de fragmentos, así que la puedo incorporar muy bien a mi trabajo, por esta cuestión de unión”.

Por otro lado, también planea hacer una reinterpretación del furoshiki que se utiliza para envolver objetos cotidianos. Si bien no se trata de una técnica propiamente escultórica, es un método que en Japón se utiliza para envolver todo tipo de objetos, ya sea para poder guardarlos, transportarlos o regalarlos.

El escultor indicó que experimentará con una técnica histórica, que se ha usado en todas las culturas y que es el bajorrelieve. “Lo voy a incorporar a mi trabajo porque siento que es una técnica poco explorada recientemente en la escultura contemporánea”.

Para esta serie, Benjamín Torres comentó que trabajará con la idea del cuerpo “como unidad y como un motivo escultórico y así ir construyendo a partir de las tres técnicas. Mi interés sobre la figura humana y el cuerpo específicamente, voy a usarlo como un motivo para explorar estas tres técnicas”.

En las obras que resultarán de este proceso creativo de investigación y experimentación, el artista incorporará no sólo elementos escultóricos sino también elementos bidimensionales y de imagen, como lo ha hecho anteriormente en su trabajo con el collage.

La idea, refirió el escultor, es hacer seis piezas por cada técnica, por lo que serán 18 obras en total, las cuales estarán listas para inicios del año 2021, cuando concluya el periodo de la beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Destacó que esta beca es “increíble, me parece que es un muy buen apoyo para tener más continuidad en la producción y poder concentrarme más sobre todo en una serie de piezas, en esta investigación y exploración”.

A la par de este proyecto, Benjamín Torres desarrolla otra producción de todos los días y prepara una exposición individual que se presentará a finales de este año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here