Compartir

 

* La artista plástica expone Las líneas de vida, con más de 70 obras en la galería Ixcateopan

REDACCIÓN    /

 

Acapulco, 27 de julio del 2018. Con una exposición promovida por el gobierno del estado de Guerrero y el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia a través de la Secretaría de Cultura se inauguró la muestra pictórica Líneas de Vida, de la artista plástica Alma Soleada, artista con un corazón mitad ucraniano y mitad mexicano.

En el corte del listón inaugural acompañaron a la artista Alma Soleada, el Director de Promoción y Difusión, Héctor Mújica Pintos, en representación del secretario de Cultura de Guerrero, Mauricio Leyva Castrejón, así como la directora de Patrimonio e Infraestructura de la dependencia, Angelina Fiorentino y el director del Centro Cultural Acapulco, Hubert de la Vega.

La artista plástica Alma Soleada presentó en su exposición cerca de 70 piezas pictóricas elaboradas con las técnicas en óleo, mixta y piezas gráficas con marcadores con cera.

La exposición muestra la gráfica, con línea fluida y curiosa, en ella, la artista habla de lo que nos une y no de lo que nos difiere, que son nuestros sentimientos, pensares, gestos, expresiones faciales.

“Como cualquier semilla necesita buena tierra, sol y agua para crecer, si todos nosotros humanos con grandes talentos y potencial infinito a veces necesitamos una perfecta combinación de los factores exteriores para hacer estas semillas brotar, crecer, florecer y dar frutos”, dijo la artista al referirse a su obra.

En 2014 la artista llegó a San Cristóbal de las Casas en Chiapas y emprendió un viaje en la autoexploración artística gracias a cuatro amigos inspirados, cada uno de cuales le enseñó de distintas formas como se puede caminar la senda de arte con libertad y elegancia motivándola y desde ahí no ha dejado de pintar ni por un solo día.

“El rostro y el cuerpo humano me parecen una de las cosas más bellas que existen en este universo, el rostro de una mujer, o un hombre, niño o viejo. Es algo tan misterioso y que cambia cada instante de toda su vida, y mi mirada también cambia y cada vez miro el mismo ser de forma distinta, y siempre encuentro cosas nuevas para descubrir y fascinarme en el corazón y rostro humano”, indicó.

La alegría, dijo, “tiene color de arcoíris, aunque este adentro de piel morena, blanca o azulada. Cada mujer es infinitamente bella e inconsciente de su belleza, queriendo parecer a algo que ni existe. Yo quiero que ustedes vean humanos con mis ojos, llenos de admiración y respeto”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here