Compartir

A propósito de la obra plástica de Rosario Sosa

GERARDO LEÓN NARANJO   /

 

Rosario Sosa. Playa, mar y soldado.

Tres obras expone la joven artista visual Rosario Sosa:  Una de ellas, Suovenirs Acapulco, es una pequeña instalación que aún se puede visitar en el marco del 12 Festival Internacional La Nao 2018, en el Museo Histórico de Acapulco Fuerte de San Diego y dos más, Playa, mar y soldado junto con Retrato de un hombre con uniforme militar, lienzos que fueron recientemente exhibidos en la Galería Ixcateopan, en el Centro Cultural Acapulco, durante la exposición Crear por Ayudar, de la Fundación Amor Solidario, iniciativa impulsada por nuestro querido amigo y filántropo, quien fue reciente y violentamente asesinado, César Zambrano Pérez y cuyo crimen aún permanece impune.

Es en este contexto donde Rosario Sosa nos presenta el paisaje de Acapulco plagado de soldados. Los uniformados, los hombres del ejército, son los protagonistas. Esto de inmediato nos hace recordar que nuestro entorno, en un pasado cercano, no era así. Nos está mostrando que algo ocurrió, que algo en el paisaje de este paradisíaco puerto cambió.

De un tiempo para acá, el paisaje de Acapulco se dejó notar con un elemento nuevo, terriblemente nuevo, símbolo de la guerra: la presencia de soldados en las calles. Perceptiva a esta realidad, la artista aborda esta temática y sus paisajes urbanos comenzaron a teñirse de verde, de verde olivo, de verde militar.

Rosario Sosa. Retrato de un hombre con uniforme militar.

Frente a esa libertad que nos regala el azul inmenso del cielo y  del mar, en este azotado paraíso y expresado en un trazo fuerte y vigoroso, Rosario proyecta pequeñas manchas verdes que empiezan a emerger y a crecer ante nuestra vista. Son soldados, sí, los mismos que siempre nos topamos y a los cuales nos estamos acostumbrando ya.

El color que vemos en estos trabajos es un verde triste, un verde angustia, un verde armado, un verde camuflado. Sí, camuflado, como camufladas son tantas acciones réprobas, violentas, asesinas, omitidas, negadas y corruptibles, de todos aquellos que aman la avaricia, de  todos aquellos que odian a su prójimo.

Rosario Sosa. Souvenir Acapulco.

Nunca nos enseñaron a ser políticos, nunca nos enseñaron a amar al otro, son utopías; pero, ¿para qué?, de cualquier forma el ser humano siempre odiará a su semejante, por  múltiples razones, sobre todo por las diferencias. La diferencia nos separa. No ser iguales hace que estemos en perpetua guerra. El no aceptar que somos diferentes, nos enloquece, somos extraños animales espantados al vernos tan disímiles. Y es por eso que lo uniformamos todo, los colores, las formas, las ideas y los pensamientos; mientras más iguales seamos, mientras más nos parezcamos el uno con el otro, menos aterrorizados estaremos. Y eso también se aborda en esta obra, lo vemos en ese color verde desolado que va manchando el paisaje y en las imágenes de los soldados uniformados  y camuflados que simbolizan y vaticinan una guerra latente y es aquí donde la artista logra crear una frontera de no obviedad muy sutil: no hay sangre, no hay gritos, no hay rostros ni cuerpos lacerantes, no hay ningún indicio que evidencie de manera escueta la violencia o la muerte.

Rosario Sosa. Souvenir Acapulco.

La sola presencia de la imagen impone, relata, lo dice todo. Presencia que es reveladora, cierta y contundente: es la realidad atroz, que vemos y sentimos, día a día, todos lo que aquí habitamos; violenta realidad de la que podemos llevarnos un pedazo, si así lo queremos, en la forma de uno o varios souvenirs Acapulco, que Rosario nos ofrece, implacable, a nosotros y a todos aquellos que nos visitan.

¡Felices vacaciones!

 

ROSARIO SOSA

Nació en Temixco, Morelos y desde muy temprana edad tuvo afición y habilidades para el dibujo y el color. Es hasta los 12 años en dónde toma su primer curso de dibujo y acuarela en Cuernavaca, Morelos, posteriormente se traslada al puerto de Acapulco en el año 2000.

Es egresada de la licenciatura en Matemáticas en el área: Computación. Posteriormente realizó estudios de posgrado de Arquitectura Diseño y Urbanismo, ambos estudios en la Universidad Autónoma de Guerrero. Así como en varios talleres de Artes plásticas y visuales. Ha participado en 10 exposiciones colectivas pictóricas en el puerto de Acapulco. Fue becada por el ISSSTE-Cultura en el Primer Encuentro Regional de Artistas Visuales Emergentes de la Región Centro del Festival Interfaz en el año 2015.

Sus últimas exposiciones  las realizó en el marco del 12 Festival Internacional La Nao 2018 en el Museo Histórico de Acapulco Fuerte de San Diego y en la Galería Ixcateopan del Centro Cultural Acapulco, en la exposición Crear por Ayudar, de la Fundación Amor Solidario, en noviembre de 2018

También se ha desempeñado en el área de diseño en empresas privadas,  así como docente en la Unidad Académica de Artes de la Uagro, en Chilpancingo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here