Compartir

 

* Paul Anastacio busca rescatar y difundir la música tradicional de la Tierra Caliente de Guerrero.

REDACCIÓN     /

 

Acapulco, 17 de septiembre del 2018. La Orquesta Infantil y Juvenil Renacimiento de Acapulco, perteneciente al Sistema Estatal de Orquestas y Coros de Guerrero, recibió la visita del reconocido músico norteamericano Paul Anastasio, violinista quien a lo largo de muchos años ha reunido alrededor de 150 de piezas tradicionales de la Región del Balsas de la Tierra Caliente de Guerrero, las cuales ha transcrito y convertido en partituras.

El violinista recopiló temas tradicionales de la región de la Tierra Caliente, mismos que fueron editados en el CD Room Partituras del Balsas, que fue presentado oficialmente en Chilpancingo el 18 de enero de este año y posteriormente en la población de Arcelia en el Centro Cultural El Tecolote.

Durante tres días el músico Paul Anastasio, impartirá una master class a las y los alumnos de la Orquesta Renacimiento a quienes busca trasmitir el rescate, la importancia y el amor de la música tradicional guerrerense.

Con el apoyo del maestro Olimpo Pineda, director de la Orquesta y Coro Renacimiento así como por los maestros montarán con los alumnos los temas Danzón Ginda y el Vals Eva mismos que serán interpretados por la agrupación en un pequeño concierto que se realizará el jueves 20 de septiembre en las instalaciones de Orquesta y Coro Renacimiento.

Paul Anastacio comenzó a estudiar el violín a los nueve años. Inicialmente entrenado clásicamente, pronto comenzó a explorar los mundos de la música popular y folclórica estadounidense, actuando como parte de una banda de bluegrass y compitiendo en concursos de violines mientras aún estaba en la adolescencia.

Hoy en día, a Paul se le considera no solo un excelente intérprete, sino también un respetado historiador de la música popular, ya que ha pasado casi cincuenta años estudiando seriamente el papel del violín en la música popular estadounidense.

En 1996, Paul conoció el notable estilo de Juan Reynoso, que vivía en una zona llamada Tierra Caliente de Guerrero, en el suroeste de México.

Al descubrir que esta música estaba en peligro real de extinción, Paul dedicó los siguientes 10 años a estudiar, grabar y transcribir esta música.

Después de más de veinte viajes a México, Paul ha acumulado un archivo de audio y video de 2700 horas de esta música y ha preparado transcripciones de partituras de más de 700 piezas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here