Compartir

 

* “Me han hecho ofrecimientos, pero yo me mantengo firme en Morena”, dice

 

REDACCIÓN    /

 

Acapulco, 02 de abril de 2018. Marco Tulio Sánchez Alarcón no niega sus vínculos con priistas y con el equipo de campaña del candidato del PRI a la alcaldía, Ricardo Taja Ramírez: es compadre de pila del regidor tricolor César Montes, dice, y compadre del ex perredista y ahora operador de Taja, David Jiménez Rumbo.

Él lo confiesa con tranquilidad: “esas son relaciones familiares y de amistad, la política es otra cosa”.

Ex síndico por el Partido de la Revolución Democrática durante el gobierno municipal de Luis Walton Aburto en Acapulco, Sánchez Alarcón se incorporó ahora en el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), donde busca la candidatura a diputado local. De acuerdo con fuentes de este partido, no se inscribió originalmente en el proceso interno sino de último momento, para competir en el distrito 07 de la zona rural, lo que obligó a detener desde la semana pasada la designación del candidato, para realizar una encuesta u otra valoración, que podría darse a conocer entre la tarde de hoy lunes o mañana martes.

Hijo del regidor Celso Sánchez Castillo, que fue baluarte del PAN en Acapulco, y que durante la administración de Félix Salgado Macedonio se pasó al PRD, Sánchez Alarcón ha hecho su vida en este último partido, pero no reniega de sus amigos del PRI.

Él lo cuenta en entrevista. “Yo trato de no enemistarme con nadie, y con todos llevarme bien”, dice, a manera de explicación. Recuerda que hace un año apareció en una fotografía con Taja Ramírez en un evento del Día del Niño, misma que el propio abanderado priista difundió en sus redes sociales, sin embargo, explica que ese día conmemoraba con niños de su comunidad, Llano Largo, cuando apareció el priista, y ni modo de pelear con él, así que lo recibió como a cualquier otra persona.

El sábado pasado, en la Feria de Llano Largo, estuvieron los priistas Manuel Añorve, César Landín, su compadre César Montes, y se saludaron, pero, aclara Sánchez Alarcón, “casi no nos saludamos, me vieron y se fueron”.

Admite que ha recibido invitaciones de priistas para ocupar una sindicatura con Taja, o una secretaría en su eventual gabinete en el municipio. Sin embargo, sostiene: “yo me mantengo en Morena, y vamos a esperar el resultado de la encuesta”. Nada, dice, de irse al PRI, en caso de que no resulte ganador de la misma. “Al contrario, voy a apoyar a quien quede, si no soy yo”.

En el distrito 7 se registraron Moisés Reyes Sandoval, Roberto González, del PT, que se retiró al romperse la coalición, los morenistas Clemente Gallegos y Jorge Luis Núñez, y el de Encuentro Social, Freddy Herrera. El fin de semana pasado, fuentes de Morena habían informado a La Plaza que este había sido el primer distrito en definirse, y el resultado favorecía a Reyes Sandoval. Sin embargo, de última hora se supo que Marco Tulio Sánchez fue incluido y por lo mismo sería el único en resolverse por encuesta y no por acuerdo político, aunque en una lista obtenida por este reportero, se asienta que ex síndico podría ser el virtual candidato.

Sánchez Alarcón se muestra confiado en que él podría ganar la nominación. Recuerda que un adversario fuerte, Reyes Sandoval, es primo del dirigente estatal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y por lo mismo no podría competir; y que Roberto González ya no está en la coalición; a los otros, confía en ganarles.

De todas maneras, explica, esperará hasta el último momento el resultado de la encuesta o la decisión en torno a su distrito. “Los priistas –dice- son mis amigos, pero yo sigo firme en Morena”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here