Compartir

* La diputada Silvia Romero mencionó que la licencia que solicitó el ex presidente fue por el resto de su período

 

REDACCIÓN  /

 

Chilpancingo,12 de abril de 2018. El Congreso local declaró improcedente la solicitud de reincorporación de Marco Antonio Leyva Mena al cargo de presidente municipal de Chilpancingo.

Esto, luego de que se aprobara el dictamen emitido por la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación, donde se destaca que es facultad estrictamente del Congreso resolver si se aprueba o no la solicitud de reincorporación de cualquier alcalde.

Al fundamentar el dictamen, la diputada Silvia Romero Suárez refirió que la solicitud que hizo Leyva Mena con fecha del 16 de octubre de 2017, no fue para una licencia temporal sino por el resto de su periodo como presidente municipal, con todas y cada una de las consecuencias jurídicas que de ella se desprenden.

Agregó que la solicitud de licencia y/o su cancelación no puede estar sujeta sólo al ánimo, gusto o deseos políticos de los solicitantes, pues el valor supremo que debe custodiar el Congreso no radica en las pretensiones del gobernante, sino en  la correcta gobernabilidad del municipio y la preservación de los derechos político-electorales de los gobernados.

Además, reiteró que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación señaló que corresponde sólo al Congreso resolver sobre la solicitud de reincorporación, pero que en ningún momento ordena que se le reincorpore.

Con dichos argumentos, la LXI Legislatura acordó resolver improcedente la petición de Marco Antonio Leyva Mena de dejar sin efectos la licencia concedida y como consecuencia no procede su reincorporación al cargo y funciones de presidente municipal de Chilpancingo.

Antes de la sesión, el Palacio Legislativo fue tomado por integrantes del Consejo de Autotransportes del Estado de Guerrero y miembros de la sociedad civil, quienes demandaban al Congreso del Estado que no aprobara la reincorporación de Leyva Mena, argumentando diversas irregularidades mientras estuvo al frente de la Alcaldía.

En otros asuntos, se ratificó la entrada en funciones de Mario Martínez Gordillo como presidente municipal de Alcozauca; la licencia indefinida de Jésica Mendoza Hernández y Sofía Hernández Layna como regidoras de los municipios de Zihuatanejo e Iguala, la renuncia de Andrés Marbán Melquiades y José Velázquez Palacios, a su derecho de asumir el cargo y funciones de presidente municipal de Huitzuco y de Arcelia, respectivamente.

Asimismo, se reestructuraron diversas comisiones y comités ordinarios de la LXI Legislatura, y se aprobó el exhorto al Ejecutivo Estatal para que retome el diálogo en torno al Pacto por la Seguridad en Guerrero con los partidos políticos, empresarios, iglesia, organismos no gubernamentales y otras instituciones, en busca de mecanismos efectivos que reviertan la inseguridad y la violencia en la entidad.

Asimismo, se aprobó un exhorto al Consejo General del Instituto Nacional Electoral y al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado, para que acuerde con los partidos políticos, coaliciones y candidatos independientes que la propaganda, documentación y materiales que se utilicen durante la campaña electoral, se elaboren con material reciclable y biodegradable.

En una segunda sesión, la LXI Legislatura  designó a Sofío Gutiérrez Lucas, como presidente municipal de San Luis Acatlán.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here