Compartir

* Nada de que no hay mujeres capaces; al que no le guste que se vaya, afirmó en San Marcos

REDACCIÓN   /

 

San Marcos, 30 de noviembre de 2017. El dirigente nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, afirmó aquí de una vez por todas que los municipios donde salió por sorteo que serán mujeres las coordinadoras de organización, no habrá enroques y serán efectivamente mujeres quienes estén al frente. “Nada de que es la costumbre enGuerrero y no permiten que sean mujeres. Mentira. Que de una vez se sepa: las mujeres son más responsables, y al que no le guste, que se vaya”.

Esta parte del discurso de López Obrador prendió, porque en los últimos dos meses, desde que en septiembre el Consejo Estatal sorteó el género y este salió mujer para Acapulco, Zihuatanejo, Chilpancingo, Iguala y Chilapa, ha habido una embestida por revertirlo.

“Nada de que nos tocó mujer y no hay. Sí hay, cómo no”, dijo, y advirtió que no se hará ninguna modificación para cambiar el género.

López obrador inició su gira por Guerrero con una asamblea informativa en este municipio, donde estuvo acompañado del dirigente estatal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, el coordinador de organización estatal Félix Salgado Macedonio, el presidente del Consejo Estatal Luis Enrique Ríos Saucedo y el enlace nacional César Núñez Ramos.

Félix Salgado es el único que acompaña a López Obrador en la camioneta. Foto La Plaza.

Desde su llegada a Guerrero, dijo, se encontró con la inquietud por los cargos locales, pero advirtió a los nerviosos que en Morena no están luchando por cargos sino por transformar el país. Los que estén en la estrategia de trabajar como los partidos tradicionales, dijo, “se van a ir por un tubo”.

Javier Solorio Almazán, el único de los ex aspirantes en insistir en que se revierta en Acapulco el género femenino para que vuelvan a ser hombres los aspirantes, no sabía dónde esconderse. Desde el principio buscó quedar cerca de López Obrador, a quien abrazó a su llegada. Luego, en el templete, trató de quedar a su lado, pero sin suerte porque solo logró quedar a sus espaldas, donde no se veía. Solorio ha jugado con la versión de que en Acapulco se revertirá el género, se dejarán fuera a las mujeres y él, quien dice tener buenas relaciones en la dirigencia nacional de Morena, sería el candidato. Incluso, ya en una reunión con el Partido del Trabajo, la dirigencia petista le ofreció llevarlo como candidato aun si Morena no lo hace.

Pero López Obrador dijo que tampoco.  Sin mencionarlo, el aspirante presidencial advirtió que en los municipios, PT y Morena tienen que sacar un solo candidato, nada de ir cada uno por su lado. Lo informó de una vez, dijo, “para que no pierdan el tiempo”.

Agregó: “nada de que Morena va a llevar en su momento sus candidatos y el PT sus candidatos, no. Va a haber uno de los partidos y de los ciudadanos, uno solo”.

Como si se dirigiera a Solorio Almazán, agregó: “no hay de que tú no te preocupes, tú ya estás seguro en el PT porque estás bien parado con los dirigentes”.

En su sitio, que ya de por sí era atrás, Solorio se hacía chiquito, hasta casi desaparecer.

López Obrador también se refirió a otra polémica local: el nombramiento de Félix Salgado Macedonio como coordinador estatal. “Félix Salgado ganó la encuesta, no lo impuso nadie”,  dijo, y el auditorio respondió a coro: ¡Félix, Félix”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here