Compartir

 

* Les pide no confiarse, salir a hacer campaña y visitar 150 casas al día

* “En Celaya (tierras del Norte, donde la izquierda tiene poca presencia) hubo más gente que en San Marcos, cuna del movimiento social”

ROBERTO RAMÍREZ BRAVO    /

 

Foto La Plaza.

San Marcos, 17 de mayo. Andrés Manuel López Obrador regañó a los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia. En un mitin realizado en la plaza principal de este municipio, les dijo que están “muy blanquitos” y les pidió salir a la calle, que les dé el sol, y que visiten por lo menos 150 casas al día.

“No nos confiemos. Estamos arriba, como nunca había sucedido. Mucha ventaja, ya se lo expliqué, ¿y saben cuál es el fenómeno ahora? Algo nunca visto, que no solo estamos ganando en el centro, en el sur, estamos ganando en los estados del norte”, expresó.

López Obrador les dijo que en un mitin realizado el miércoles en Guanajuato, en la ciudad de Celaya, “no es para ponerles celoso, no es para picarles la cresta, pero había más gente ayer” en ese evento, “la que hay acá, en San Marcos. Y fíjense que aquí es la cuna del movimiento democrático, pero fíjense cómo está allá, en todos los estados del norte. Estamos muy arriba, pero no nos confiemos, porque son muy mañosos, no quieren dejar de robar, no tienen llenadera, y no quieren perder el privilegio de mandar”.

También les pidió evitar pelearse “los de abajo” por su pertenencia a un partido u otro, ya que eso es justamente lo que busca la mafia del poder. Sin embargo cuando hay una acción contra el pueblo, la padecen todos, los priistas, los de Morena, los maestros del SNTE y de la CNTE, porque no por ser priista les hacen un descuento en la gasolina, o no por ser panista les cobran menos impuestos

El mitin se realizó en el zócalo. Es un espacio acotado por el mercado y por el Ayuntamiento, que estuvo a rebosar, aunque el acto de Celaya haya estado más lleno, como dijo el candidato.

En el evento estuvieron los candidatos al Senado, Félix Salgado y Nestora Salgado, la candidata a diputada federal por el distrito 9 de Acapulco, Rosario Merlín García y el del 8 de la Costa Chica, Rubén Cayetano. En cambio no se vio a la del distrito 4 federal de Acapulco, Abelina López Rodríguez. Estuvo la candidata a la alcaldía de Acapulco, Adela Román Ocampo, con quien López Obrador se tomó fotografías en el presídium, y de quien diría después que confía en ella plenamente, lo que circuló en un video.

Salgado Macedonio en su oportunidad aprovechó para pedirle que se revise el Tratado de Libre Comercio porque, dijo, es un mecanismo que ha convertido al país en consumidor, más que en productor; tema que más tarde López Obrador retomaría.

El candidato presidencial hizo un alto para dirigirse a los habitantes de la Costa Chica, a quienes les ofreció que regresará cuando sea presidente electo, antes de tomar la banda presidencial, para presentar el plan de desarrollo por comunidad, y explicará los apoyos en materia social para la región, porque, aclaró, será presidente. “Lo quiera o no lo quiera, la mafia del poder va pa fuera”, dijo.

A los maestros costachiquenses y de Guerrero les dijo que “tan luego como triunfe el movimiento, se va a cancelar la mal llamada reforma educativa. No se va a seguir ofendiendo al magisterio”.

López Oborador llegó a San Marcos acompañado del candidato a senador Félix Salgado Macedonio y del presidente del comité estatal de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros. Con él vinieron tres integrantes de lo que será su gabinete en caso de ganar la presidencia de la República: Irma Eréndira Sandoval Ballesteros –hermana del dirigente estatal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros-, secretaria de la Función Pública; Alejandra Fraustro, secretaria de Cultura, a quien en Guerrero se le conoce por haber dirigido el Instituto Guerrerense de la Cultura con Ángel Aguirre Rivero; y Guillermo Meyer, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

También estaba ahí la candidata a la alcaldía de Acapulco, Adela Román Ocampo, quien este sábado iniciará su campaña proselitista, así como la candidata a diputada federal Rosario Merlín, y no estuvo presente la otra candidata a diputada federal por Acapulco, Abelina López Rodríguez. Por el PT prácticamente no hubo representación. En silencio, relegado, estaba el coordinador estatal Roberto Ortega González, mientras el único candidato local de ese partido, Yaír Seraser García, se hizo tomar la foto con López Obrador, al igual que muchos de los asistentes al evento. García ha sido acusado de utilizar la imagen del tabasqueño para hacer su propia campaña aunque en lo local el PT no tiene alianza con Morena.

Más tarde, en una publicación de un medio digital se afirmaría que “López Obrador le levantó la mano” al candidato petista a diputado local.

“No les voy a fallar, vamos a cumplir todos nuestros compromisos”, ofreció López Obrador.

A los militantes les recordó que en el proyecto de Morena “no luchamos por puestos. El que quiera puestos, que se vaya al mercado”.

-¡O al PT! –se escuchó el grito desde la multitud.

Después el mitin, que duró alrededor de una hora y media, el candidato presidencial viajó a Acapulco, donde participó como invitado en la 119 Jornada Nacional del Notariado Mexicano, y donde estuvo acompañado de quien será su secretaria de Gobernación si gana la presidencia de la República, la magistrada Olga Sánchez Cordero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here