Compartir

 

* El presidente ratificó en Ciudad Altamirano que no le fallará ni decepcionará a los guerrerenses

REDACCIÓN  /

 

Ciudad Altamirano, 08 de febrero de 2019. El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador manifestó ante productores de la Tierra Caliente que los lujos en el gobierno se acabaron y les pidió ser guardianes del presupuesto, para que se destine a la gente pobre.

Ratificó además que no les fallará ni decepcionará a los guerrerenses, ya que su gobierno está demostrando en los hechos su compromiso para lograr el cambio.

En Ciudad Altamirano, López Obrador puso en marcha el Programa Nacional de Fertilizante, mediante el cual 300 mil productores podrán recibir este insumo de manera gratuita.

El presidente señaló que Guerrero es el único estado que lo recibe y fue por un planteamiento que le hizo el gobernador Héctor Astudillo Flores, a quién él le solicitó únicamente garantizar que el insumo se haga llegar de forma correcta y no se venda el fertilizante.

“Nadie se debe de portar mal, el que estemos actuando de manera deshonesta, no podemos ir a la iglesia si no respetamos los mandamientos. Ya habrá precios de garantía también para el maíz fríjol, arroz, trigo y leche, la tonelada para el maíz se comprará en cinco mil 600 pesos”, indicó.

En su mensaje, el mandatario federal destacó que todos los programas sociales tendrán mejoría, puesto que se empezaron a entregar los apoyos a adultos mayores, que ya no serán de mil 160 pesos al mes, sino será doble, dos mil 550, mientras que las becas de empleo para jóvenes serán de  tres mil 600 pesos mensuales.

Además, aclaró que el programa de estancias infantiles cambiará sus reglas de operación para dar un apoyo de mil 600 pesos mensuales a las madres de familia y decidan donde llevar a sus hijos a cuidar.

En su discurso, el presidente de México ratificó sus compromisos de campaña y principalmente la austeridad en el gobierno y combate a la corrupción. Dijo que el robo de gasolina causaba pérdidas por

65 mil millones de pesos al país, de modo que “se acabó el huachicoloteo, no habrá más”.

Dijo que los lujos se acabaron y se bajaron los sueldos a los altos funcionarios para mejorar a los “de abajo”, además de que toda la flotilla de aviones y camionetas de lujo de la Presidencia será vendida.

“No hay necesidad de aumentar impuestos ni endeudar al país, es sólo que no se roben el dinero del presupuestos y todos actuemos como guardianes y cuidemos al presupuesto para que se dedique a ayudar a la gente, los lujos ya se terminaron”, afirmó.

A su vez, el gobernador Héctor Astudillo Flores pidió al presidente que les ayude a rehabilitar todos los sistemas de riego de Tierra Caliente, que es una tierra de hombres y  mujeres de trabajo, por lo que le agradeció su visita a Guerrero.

En respuesta, López Obrador aceptó su petición y dijo que con Héctor Astudillo “vamos a seguir trabajando”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here