Compartir

 

* Nada le impide, legal ni judicialmente aspirar a participar en la contienda electoral de 2021, afirma.

VERÓNICA CASTREJÓN ROMÁN  /

Acapulco, 22 de junio de 2019. Jocoso, atento, seguro y sonriente, Alberto López Rosas respondió los cuestionamientos de los integrantes del Frente de Periodistas de Guerrero, ante quienes sostuvo que no existe ningún juicio político ni causa penal alguna en su contra que imposibilite su participación en el ámbito electoral del 2021; para lo cual dijo, no espera la palomeada del presidente de la República, “porque eso sería volver al pasado”, sino lograr su confianza en su proyecto y obtener el apoyo social.

Recalcó que no enfrenta ningún juicio político, ni tiene asuntos pendientes con Ayotzinapa, “no tengo más que mi derecho y mis garantías como ciudadano en pleno uso de mis libertades; y por lo tanto, no tengo nada que me obstaculice una participación electoral. No tengo nada, ni juicio político ni causa penal ni nada que se le parezca”.

Ello, en referencia al juicio político que el Congreso Local había iniciado en su contra y del ex secretario de Seguridad Pública, Ramón Almonte Borja, durante el mandato del ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero, por su presunta implicación en el crimen de los normalistas Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, en 2011.

Calificó como rémora del pasado, el hecho de que varios personajes de la vida política de Guerrero pretendan mostrar ventaja política al procurar demostrar su cercanía con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, a través de la publicación de fotografías a su lado, y comentó que proceden así porque no creen en el Cuarta Transformación (4T) cuya esencia es el respeto a la voluntad popular.

“Yo no sé con quién se haya retratado Andrés Manuel López Obrador en los 18 años que mantuvo su persistencia por alcanzar la presidencia de la República; yo creo que nunca estuvo cercano a ningún hombre poderoso, él labró su propio proyecto y su propio camino sin tener que acurrucarse bajo un personaje determinado; me parece que son rémoras del pasado, son los que no creen en la Cuarta Transformación”.

“Como lo confió Andrés Manuel López Obrador, eso es la esencia de la Cuarta Transformación: el respeto a la decisión popular; confiar en la sociedad y no en los poderosos para llegar, y esa es la lección que debemos aprender y por eso tengo respeto absoluto por el presidente; y lo único que esperaría de él no es que me palomeara porque eso sería volver al pasado, sino que confiara en mi proyecto, y que no me vetara. Tiene más de 30 millones de votos que le da derecho no a elegir, pero sí a vetar, en el sentido práctico y objetivo”, explicó Alberto López Rosas.

Aclaró que López Obrador no tendría por qué vetarlo, toda vez que él ha mostrado congruencia con los principios del presidente de la República; “lo único que espero, reiteró, es la impresión de confianza de una sociedad que a lo mejor se refleja en una urna en una elección interna, o tal vez en una encuesta”.

Reunidos para la rueda de prensa en el Restaurante Mr. Lalos, en pleno corazón del Acapulco dorado, los miembros del Frente de Periodistas de Guerrero, “Juan R. Escudero”, lanzaron dardos directos a quien fuera diputado federal, alcalde Acapulco y procurador de Justicia del estado de Guerrero y que hoy, acompañado por una pequeña comitiva recorre la entidad para palpar de cerca las necesidades de las comunidades y municipios y “para abrevar de la sabiduría de sus pueblos”.

Cuestionado sobre la posibilidad de una fractura en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ante el rumor que apunta a Félix salgado Macedonio, Luis Walton Aburto, Nestora Salgado García, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo como suspirantes a la candidatura a la gubernatura de Guerrero por parte de ese partido político, Alberto López Rosas dijo:

“Yo ahorita no me ocuparía de los personajes que has mencionado y que merecen mi respeto; si es que van a participar, bienvenidos, no tengo ningún inconveniente; esto es como las llamadas a misa: va el que quiere cuando suenan las campanas y yo lo respeto”.

En estos momentos, agregó que él se ocupa “de tener un pulso para mi potencialidad eventual; si van a venir ellos y otros más, bienvenidos. Yo lo que pretendo es ser un digno competidor, en caso de que se den las condiciones”, subrayó.

Cuestionado sobre aquellos que opinan que para ser candidato a la gubernatura se necesitan 500 millones de pesos, dijo que él no se guía por el dinero sino por el sentido social; y que cree en las convicciones y no en las conveniencias. Argumentó que en el 2002 durante la contienda por la alcaldía acapulqueña, él fue el más precario de los candidatos, “y pese a todas las resistencias de mis adversarios y todo su dinero, el pueblo de Acapulco me eligió”.

Por eso, sostuvo López Rosas, “no creo que la política sea cosa de dinero, no es una bolsa de valores ni una casa de cambio; la política administra esencialmente la confianza de la sociedad, y yo confío en la sociedad y en sus convicciones, por eso no me guío en el dinero”, reiteró.

Por último recalcó que trabaja en la fortaleza de sus potencialidades: “No pretendo ir a una aventura, lo que pretendo es tener los elementos suficientes para ser competitivo y si logro convencer de que puedo ser competitivo creo que soy un guerrerense en sus pleno derechos civiles y ciudadanos para poder competir dentro de la civilidad y de los términos legales que establece nuestra ley electoral”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here