Compartir

 

* La Secretaría de Salud, a Acapulco, Tianguis itinerante, fertilizante gratuito, 18 mil mdp de presupuesto en 2019, 4 nuevas universidades; 16,600 becas para universitarios y 140 mil para preparatorianos; caminos rurales de concreto, créditos en novillas y sementales para ganaderos…

* “Guerrero me ha apoyado en todas las elecciones; y amor con amor se paga”, dice

* Se reúne con el gobernador Astudillo, la alcaldesa Adela Román, con senadores, diputados federales y locales y magistrados del TSJ

REDACCIÓN     /

 

Acapulco, 03 de 2018. El presidente electo Andrés Manuel López Obrador anunció una serie de beneficios que su gobierno tendrá para el estado de Guerrero: la instalación de la Secretaría de Salud en Acapulco; Tianguis Turístico itinerante; 16, 600 becas para universitarios, por 2,400 pesos mensuales; 140 mil becas de 800 pesos mensuales para estudiantes de preparatoria; apoyo a 450 mil familias en Prospera con más de 3 mil millones de pesos; trabajo para 67 mil jóvenes que hoy no tienen empleo con 6,600 pesos mensuales como salario; se crearán cuatro nuevas universidades en el estado; pensión de 1,274 pesos mensuales para 290 mil adultos mayores; apoyo por 1,274 pesos mensuales para 41 mil discapacitados pobres.

Para el campo, anunció crédito ganadero a la palabra, consistente en 5, 10 novillonas, un semental, sin intereses, y lo devolverán en tres o cuatro años con las crías; se apoyará a 217 mil agricultores con un apoyo semestral para producir, que llegue antes de la siembra; se comprará la cosecha en los almacenes Diconsa y se pagará buen precio de garantía y a todos los productores de Guerrero, se les entregará de manera gratuita el fertilizante, y lo que invierten el gobierno del estado y los municipios se destinará a obras públicas.

Habrá 67 millones de pesos para damnificados de los sismos de 2017, se apoyará con 176 millones de pesos para pequeños comerciantes; y en nueve municipios donde hay explotación minera, se va a apoyar con el cuidado del medio ambiente y que se aplique en sus comunidades el impuesto que dejan las minas; se construirán caminos rurales de concreto hidráulicos, pero no se van a contratar empresas, sino se entregará el dinero a los ayuntamientos con revolvedoras y se contrate a la gente local y se reactive la economía de los pueblos. Se destinarán 211 millones para estos caminos, y se comunicará con Internet a todo el territorio de Guerrero, gratuito en plazas públicas, centros de salud y carreteras.

En seguridad, dijo que se unificarán todas las fuerzas, el Ejército, Semar, Policía Federal, para que todas trabajen de manera coordinada, con coordinaciones en todo el territorio de Guerrero y del país.

López Obrador llegó en un vuelo comercial al aeropuerto Internacional Juan Álvarez. Le recibieron el senador Félix Salgado Macedonio, el gobernador Héctor Astudillo, la presidenta municipal Adela Román Ocampo, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis.

Después del encuentro, que se celebraría en el Centro Acapulco, Salón Cholula, y al que asistieron además los senadores Félix Salgado Macedonio y Manuel Añorve Baños, las diputadas federales Abelina López Rodríguez y Rosario Merlín García, los diputados locales Ossiel Pacheco, Moisés Reyes, Mariana Guillén, Alfredo Sánchez Esquivel, Zeferino Gómez, Heriberto Huicochea, entre otros.

El presidente electo se dejó tomar fotografías abrazando al mismo tiempo al gobernador y a la alcaldesa, mientras Pablo Sandoval los observaba a un lado. El mensaje era claro: pese a la diferencia de filiación priista en cuanto al mandatario estatal, tanto Astudillo (PRI) como Adela Román (Morena) serán sus pilares. Pablo Amílcar, el próximo delegado federal único, deberá trabajar con ellos. Más tarde, en el zócalo, López Obrador le diría al próximo delegado que deberá trabajar sin prepotencia, sin asumir que es “el mero mero”.

“Fue una reunión muy productiva porque nos pusimos de acuerdo, vamos a trabajar juntos, de manera coordinada, por el bien de Guerrero, por el bien de Acapulco. Aquí aplica muy bien expresar la frase de Vicente Guerrero: La patria es primero”, señaló el presidente electo.

“No podemos –agregó- dividirnos, pelearnos, en estas circunstancias en que se necesita, se requiere la unidad de todos, para sacar adelante al pueblo de Guerrero, este pueblo con tanta historia de lucha, con tanta historia de trabajo, de solidaridad”.

López Obrador dijo que le dará “atención muy especial al pueblo de Guerrero”, que siempre lo apoyó en sus campañas políticas “y amor con amor se paga”.

Antes de terminar su conferencia, López Obrador destinó una mención a los periodistas guerrerenses. “Los periodistas de Guerrero –dijo- son como héroes, porque ejercen el periodismo en condiciones muy difíciles, de mucho riesgo, por eso merecen todo nuestro respeto, y nunca olvidar a los periodistas que han perdido la vida, que han sido asesinados por el cumplimiento de su responsabilidad. Vamos nosotros a cuidar a los ciudadanos, y vamos a cuidar también a los periodistas”.

Después de esa conferencia en el Centro Acapulco, López Obrador sostuvo un encuentro privado con miembros exclusivamente de Morena y luego fue al mitin en el zócalo, el cual por cierto fue objeto de un operativo vial desde temprano, que restringió el flujo vehicular y donde se desplegó un impresionante operativo de seguridad.

En el zócalo, fue donde el presidente dio a conocer el detalle de lo que tiene preparado para levantar a esta entidad.

“Voy a estar, sobre todo, ayudando a la presidenta municipal de Acapulco”, señaló.

En el templete reiteró su compromiso de investigar a fondo la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y reiteró que ya no habrá Estado Mayor Presidencial para cuidar al Presidente, porque dijo que son 8 mil elementos del EMP, los cuales serán reincorporados a la Secretaría de la Defensa para cuidar al pueblo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here