Compartir

 

* Tampoco habrá alianza, la meta es que Panal sea la cuarta fuerza política del estado, afirma

REDACCIÓN    /

 

Acapulco, 12 de junio de 2018. En nueva Alianza no hay ni arreglo económico ni declinación política, porque el proyecto inicia en 2018 y se fortalecerá en 2021, expresó Rubén Figueroa Smutny, candidato a la alcaldía de Acapulco por Nueva Alianza.

En reunión con reporteros de medios locales y nacionales, con los que convivió, el candidato de Nueva Alianza a la presidencia municipal de Acapulco, les presentó un diagnóstico de las condiciones tan lamentables en que se encuentra el puerto de Acapulco, cuyo eje de trabajo, dijo, es en tres vertientes para poder enfrentar la grave corrupción, el caos, la impunidad y el disimulo en que se vive actualmente, donde se puede hacer lo que sea sin que pase nada: educación, seguridad y servicios públicos.

“Vivimos –afirmó- en la impunidad total, la corrupción galopante y eso tiene que cambiar, por lo que estamos determinados a trabajar con mano dura, como lo haremos desde el primer día de gobierno, en que nos saldremos del Mando Único, porque a dos años y medio de su implementación no funciona, con la certificación total de la policía”.

Finanzas, turismo, educación, mercados, vía pública, fueron los temas de inquietud de los reporteros, que escucharon cómo y por qué el Ayuntamiento de Acapulco es una entidad pública, que tiene detenida su calidad crediticia y cómo se tienen que escoger las batallas para poder lograr el cambio propuesto.

“Queremos y trabajamos por ser la cuarta fuerza política en el estado, estamos convencidos que podemos lograrlo, aumentar nuestros representantes populares en todos los niveles de elección popular, trabajamos de lleno para ello, y lo haremos al conquistar la alcaldía de Acapulco, enfatizó el candidato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here