Compartir

 

* Quien fuera director general del Instituto de Ecología protestó pancarta en mano ante el mandatario por esa situación

AGENCIA ID  / NOTICYTI  /

 

Ciudad de México, 7 de junio de 2019. Como pudo se abrió paso entre la multitud congregada en el campo deportivo López Mateos en el centro de Coatepec, Veracruz, y en cuanto hubo oportunidad, el doctor Marín Aluja levantó una cartulina para que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pudiera ver su demanda: “Prometiste apoyo a la ciencia ¡Cumple!”

No es la primera vez que el connotado investigador, Premio Nacional de Ciencia en 2013, busca respetuosamente llamar la atención del primer mandatario, pues en marzo del presente año le hizo llegar una carta en la que hacía notar sus apreciaciones a título personal de la política que hacia la ciencia y la tecnología se estaba llevando a cabo hasta entonces.

López Obrador llegó a Coatepec a poner en marcha el Programa de Cafeticultores, el cual apoyará económicamente a los productores de la zona para invertir en plantas de alta de calidad resistentes a la roña o para comprar insumos en el combate a las plagas.

El doctor Aluja Schuneman-Hofer acudió al evento, se coló entre los agricultores y más invitados, soportó una fuerte lluvia, pero logró el objetivo de mostrarse frente al señor presidente. A la conclusión del acto protocolario platicó con un medio de comunicación y expuso sus solicitudes e inconformidades a fin de que cada vez más gente conozca la situación de uno de los Centros Públicos de Investigación que dependen de Conacyt.

“En el Instituto de Ecología (Inecol) construimos el Clúster Científico y Tecnológico Biomimic y corremos el riesgo de tener que apagar los equipos porque no hay recursos para pagar la electricidad. Desde que soy científico, hace 30 años, nunca se había dado.

“El presupuesto que tenemos no va a alcanzar para pagar la corriente eléctrica. Si nos va bien para septiembre tendremos que apagar los equipos. Eso es muy grave porque esos equipos costaron mucho dinero al erario público y se van a echar a perder”, reiteró preocupado quien fuera el director general del Inecol.

Para la creación de BioMimic se invirtieron de forma descentralizada 350 millones de pesos. En su desempeño científico trabaja muy de cerca con 13 de los Centros Públicos del Conacyt, y muchas otras instituciones nacionales y del extranjero.

En otra parte de la entrevista, el doctor Aluja Schuneman-Hofer hizo un llamado al señor presidente para que no vaya a cancelar al Sistema Nacional de Investigadores, el cual “es un sistema estricto, honesto, transparente”.

“No queremos ningún tipo de canonjía. Lo que queremos es trabajar y que se garantice que los Centros Públicos de Investigación puedan operar con los recortes que ha habido. Ahorita el problema es no vamos a poder operar”.

En 2004, el entomólogo (especialista en insectos) dirigió una investigación que sirvió como sustento científico para abrir el mercado estadunidense al aguacate Hass de Michoacán, el cual había permanecido cerrado 80 años. Para llevar a cabo el trabajo, la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de México invirtió un millón de dólares, y de 2004 a la fecha ha generado ingresos al país por más de 6 mil 500 millones de dólares y la creación de más de 55 mil empleos directos e indirectos.

“Yo fui repatriado, llevo 30 años trabajando por mi país con todo el orgullo del mundo. No soy ratero, no soy ningún tipo de mala persona, no soy fifí. Soy un mexicano que quiere mucho a la ciencia y que ha trabajado por su país hace 30 años. Y me indigna mucho que nos estén tratando con tanto desprecio. Mandé una respetuosa carta al señor presidente para que modere un poco el lenguaje que está usando en contra de los científicos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here