Compartir

* Niños y maestros de Coyuca de Benítez han sufrido afecciones respiratorias, acusan

 

SANTIAGO HERRERA  /

Foto Santiago Herrera.

 

Coyuca, 15 de noviembre de 2017. Padres de familia y maestros de tres escuelas, bloquearon y protestaron en el poblado de El Zapote, municipio de Coyuca de Benítez, contra la empresa constructora Esma, debido a que tiene instalada una procesadora de asfalto que arroja humo y polvo, por lo que alumnos y maestros ya presenta graves problemas en las vías respiratorias.

Las tres escuelas afectadas son la telesecundaria Revolución Mexicana, la escuela primaria Justo Sierra y el jardín de niños Montesquieu, las cuales se encuentran a escasos metros de donde se ubica la constructora y la procesadora de asfalto instalada, la cual es la encargada de trabajar en las reparaciones de la carretera Acapulco-Zihuatanejo.

La maestra de telesecundaria Carolina Sánchez Nava, señaló que hace unas semanas presentó tos e infección en la garganta por un tiempo prolongado y que posteriormente detectó que “lo mismo que yo tenía, mis alumnos empezaron a tenerlo, de un total  de 11 alumnos, nueve están en las condiciones que yo estoy, con una tos que no se quita, que no puedes respirar, yo de manera particular, me vienen crisis de tos en cualquier momento de día”.

“Me explica el médico que es una reacción alérgica de los pulmones que se cierran y es debido a la inhalación de contaminantes por ya un determinado tiempo consecutivo”, señaló.

Alrededor de las 9:30 de la mañana, maestros y alumnos de los tres planteles educativos bloquearon la carretera, apostándose en ambos sentidos. Luego de media hora, optaron por mantenerse a la entrada de las instalaciones de la constructora.

De acuerdo con lo señalado por maestros y padres, la constructora tiene alrededor de tres meses de haber llegado, mientras que la procesadora de asfalto tiene un mes.

Indicaron que es a raíz de que la procesadora comienza a trabajar, cuando los alumnos de los planteles comienzan a presentar problemas como tos, gripa, dolor de garganta y problemas en los ojos.

El comisario del poblado, José Feliciano Peñaloza, indicó que “desconocemos si tiene permiso” y agregó que debieron de haber consultado con la comunidad la viabilidad de poner la constructora en ese lugar.

Abundó en que a pesar de ello, el pasado 19 de octubre, firmaron un acuerdo en donde establecían que los trabajos empezarían cuando los niños terminaran las clases, acuerdo que no se respetó.

Luego de unas horas, acudió al lugar un representante de la empresa, quien firmó una minuta con maestros y el comisario, para llegar a acuerdos.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here