Compartir

 

* Detienen a dos comandantes y al director de Tránsito

REDACCIÓN      /

 

Foto RRB

Acapulco, 25 de septiembre del 2018. Cuando faltan cinco días para el relevo municipal, la Secretaría de Seguridad Pública del municipio fue virtualmente tomada por elementos de la Marina, del Ejército y la Policía Estatal.

El saldo oficial fue la detención de dos comandantes, del director de Tránsito y la retención de toda la policía para ser investigada.

De acuerdo con un comunicado del Grupo de Coordinación Guerrero la acción se llevó a cabo “por existir sospechas de probable infiltración de grupos delictivos” en la corporación policiaca municipal.

En esta operación fueron detenidos los comandantes Luis Fernando, El Félix, y Bryan Antonio, el Bryan, y fue detenido en Costa Azul el director de Tránsito, Rafael Rivas Valdez, porque al revisar su oficina, se encontraron armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, según se especifica en un segundo comunicado.

En este operativo participaron SEDENA, SEMAR, Policía Federal, Fiscalía General del Estado y Policía del Estado, quienes realizaron labores de desarme a policías municipales y verificaron personal, armamento, chalecos balísticos, cartuchos y radios de comunicación, los cuales quedaron bajo resguardo del estado.

Foto RRB.

Las calles aledañas a la Secretaría fueron cerradas y no se permitió el acceso a los reporteros ni a la gente que vive en el entorno, sin embargo, de acuerdo con las mismas autoridades, no hubo incidentes.

Los marinos sacaron de las instalaciones al secretario Max Lorenzo Sedano, lo que generó versiones de que había sido detenido. Sin embargo más tarde el Ayuntamiento informó que no fue así, y el funcionario no estaba detenido.

Por el lado de la calle Cerrada de Caminos, un camión blindado de la Marina se estacionó a la mitad de la vía, a la altura de la terminal de autobuses y desde ahí ya no se permitió el paso; en la calle Michoacán, las calles laterales que dan a la Secretaría también fueron cerradas con camiones militares. Un video distribuido por la Fiscalía General del Estado muestra un panorama aéreo del momento en que las fuerzas de seguridad ingresaron a la Secretaría, para demostrar que todo ocurrió en paz.

Sin embargo en la colonia Progreso, donde se encuentra la Secretaría, había tensión porque el sobrevuelo de helicópteros era intenso, y el flujo vehicular estaba siendo desviado, y la movilización de soldados, marinos y policías federales y estatales era demasiado visible.

El Grupo de Coordinación Guerrero informó primero en un comunicado, y luego en una conferencia de prensa en la que solo se volvió a leer el comunicado, sin permitir preguntas, que fueron detenidos solo dos mandos policiacos. En la conferencia, apareció una mujer que dijo ser familiar de un empleado de la Secretaría, del que no sabía absolutamente y pidió que le dieran el nombre de algún funcionario a quien pudiera pedirle información. En la conferencia estaban el coronel José Mario Vega Hernández, representante de la Sedena; el vicealmirante Santiago Morgado Gómez, representante de  Secretaria de la Marina; Roberto Álvarez Heredia, vocero del GCG; Fernando García Fernández, delegado de la PGR; Jorge Zuriel de los Santos Barrilla, Fiscal general del estado, y Éricka Lührs Cortés, directora de Comunicación Social del estado.

Ninguno de los funcionarios presentes dijo una sola palabra, a la mujer que solo pedía el nombre de alguien a quien pedir información sobre su familiar. Mientras la mujer hablaba, los funcionarios abandonaron rápidamente el salón.

Foto RRB.

Como suele suceder en estos casos, a través de WhatsApp empezó a circular una supuesta advertencia a los ciudadanos para no salir de sus casas al día siguiente, ni mandar a sus hijos a la escuela, porque habría ataques a lugares específicos, y se proferían amenazas contra el alcalde Evodio Velázquez, a quien le atribuyen la acción.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here