Compartir

* El conflicto entre los dos sindicatos tiene a la empresa al borde del colapso, afirman

 

SANTIAGO HERRERA  /

 

Acapulco, 30 de noviembre de 2017. Trabajadores de confianza de la minera canadiense Media Luna, exhortaron al presidente de México, Enrique Peña Nieto y al gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, que intervengan en el conflicto que mantiene cerrada la mina, pues aseguran, la empresa ya se encuentra en la Fase 3, señal que la empresa puede cerrar en cualquier momento.

En conferencia de prensa en un salón del hotel Holiday Inn, el vocero de los trabajadores no sindicalizados, Renato Ravelo Rodrigo, señaló a los medios que a 27 días de que iniciara el paro en la minera por trabajadores que piden ser afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares (SNTMMSS), y a las pérdidas económicas que presenta la empresa Torex Gold, dueña de la empresa minera Media Luna, se está considerando el cierre total de la mina, lo cual implica la pérdida directa de nuestro empleo, teniendo un impacto negativo en más de 2 mil familias que estamos directa o indirectamente trabajando para esta empresa”.

Reconoció que el bloqueo “es ilegal y es realizado como una medida de presión que hemos visto en otras partes de nuestra república, donde lo único que se logra es la polarización y enfrentamiento de los trabajadores y miembros de las comunidades del área de influencia del proyecto, resultando en el rompimiento del tejido social que se ha construido por años en esta zona”.

Como ha informado La Plaza, el conflicto que mantiene cerrada la minera, es debido a que los trabajadores sindicalizados pertenecientes a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), decidieron cambiar de sindicato para adherirse SNTMMSS, desembocando en un paro como consecuencia del conflicto.

Ravelo Rodrigo subrayó que como trabajadores de confianza no están a favor de ningún sindicato, sino que buscan “el respeto a la ley, así como a la garantía de conservar y realizar nuestras labores, la cual desde hace 24 o 25 días nos han impedido realizar al ser retirados de nuestra área de labor”.

Para después acusar al SNTMMSS de promover “información falsa, involucrando a grupos externos a los intereses nacionales, como los sindicatos canadienses que tergiversan la información y que dan un escenario que difiere de la realidad”.

Debido a ello, realizaron un exhorto a Peña Nieto y a Astudillo Flores, para que intervengan en el conflicto y que apliquen el estado de derecho con la finalidad de asegurar “el acceso a nuestra fuente de trabajo”.

Manifestaron sentirse preocupados, debido a que están entrados que la empresa se encuentra en la Fase 3, lo que se traduce como un inminente cierre total de la minera.

“Hay una fase 1 que es una negociación, diálogo, una fase 2 en la que el negocio empieza a tener pérdidas, eso no lo podemos comunicar como empresa, pero sí como empleados porque lo sabemos y la fase 3 es cuando a la empresa sus costos ya no le dan, cualquier negocio o cualquier industria, igual ustedes, si un periódico ya no vende prácticamente estarían al borde del cierre”, señaló.

Según datos proporcionados por el vocero de los trabajadores, son aproximadamente 280 empleados de confianza en la minera, y que a ellos se están sumando trabajadores sindicalizados y también proveedores de la empresa, pues señala que “también la minera es su fuente de ingresos”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here