Compartir

 

* Hasta ahora los resultados en ratones son alentadores, pues en una semana redujeron los valores en casi 50 por ciento

AGENCIA ID  /

 

Ciudad de México, 18 de junio de 2019.  Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) elaboraron una bebida a partir del haba y que tiene sabor a café con la cual lograron reducir glucosa en sangre, así como colesterol y triglicéridos.

Los científicos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) probaron la bebida, que tiene una consistencia parecida a la leche, en un estudio en ratones vivos con dieta hipercalórica y alta en colesterol. Tras una semana de prueba se observó reducción en alrededor de un 47 por ciento los niveles de glucosa, triglicéridos y colesterol.

“Fue un experimento que duró sólo siete días, sin embargo sí se observó la disminución de los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa, lo que puede indicar el efecto benéfico que tiene el hidrolizado proteico de haba”, aseguró Sergio Muñoz Carillo, uno de los creadores.

Para elaborar la bebida se seleccionaron las semillas de haba, a partir de las cuales se elaboró una harina fina para preparar una solución a la que se le ajustó el grado de acidez (pH) y un saborizante a café.

“Lo importante de esta acción es fragmentar esa proteína en pequeños péptidos que tienen actividad biológica, los cuales se relacionan con la disminución la glucosa y colesterol”, explicó Muñoz Carrillo.

En la parte final del proceso se le añadió sucralosa como edulcorante para darle un sabor dulce y tener un producto de bajo nivel calórico que resulta similar a la leche, gracias también a estabilizadores y espesantes en la fórmula.

De forma natural, las habas aportan vitamina C, A, B1, B2, B3, B6 y ácido fólico además de hierro, calcio, fósforo y potasio.

Cristian Jiménez Martínez, el otro de los desarrolladores del producto, recomienda la bebida fría y contempla un consumo mínimo de 200 mililitros al día para obtener resultados.

Altos niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos afectan a la mitad de los mexicanos, según estadísticas del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here