Compartir

 

* Hay un lapso de tres horas que pueden ser la diferencia entre sobrevivir o no a una trombosis, alerta experto

 

REDACCIÓN  /

 

 Acapulco, 08 de diciembre de 2017. De dos a ocho pacientes son atendidos diariamente en el servicio de urgencias del Hospital General (HGR) N° 1 Vicente Guerrero con Enfermedad Vascular Cerebral (EVC) tipo isquémica, padecimiento secundario a la diabetes, hipertensión, sobrepeso, obesidad y adicción al tabaco, informó la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Tanto hombres como mujeres, a partir de los 45 años de edad, son el grupo de pacientes que registran la EVC, también conocida como embolia cerebral o trombosis, explicó el Instituto.

De acuerdo al responsable de este servicio del HGR N° 1, Óscar Alfaro Santos, la EVC tiene síntomas diversos como dolor intenso de cabeza, adormecimiento de la mitad del cuerpo, pérdida de sensibilidad en un brazo o una pierna, así como dificultad para hablar y desorientación.

“Perder la fuerza de alguna extremidad, o de la mitad del cuerpo, dificultad para hablar, que se les enreden las palabras, que sientan adormecida la lengua, que no puedan hablar o deterioro neurológico, que se refiere a que se desoriente, que el familiar le hable y no sepa contestarle, que no lo conozca”, son algunos síntomas, explicó.

El médico alertó que hasta 35 por ciento de las personas con los padecimientos mencionados pueden presentar la embolia cerebral y en varios de los casos con resultados mortales. Actualmente, comentó el médico, es común que sean más las mujeres, con adicción al tabaquismo, quienes presenten el EVC.

El especialista en medicina de urgencias, informó que el paciente que presenta los síntomas de embolia cerebral o trombosis, tiene un lapso de tres horas, denominado ventana terapéutica, para acudir a las instalaciones de Urgencias del HGR No.1 para recibir el tratamiento trombolítico, de lo contrario es poco probable que surta efecto.

De igual forma, reiteró la necesidad de evitar cualquier tipo de automedicación que “distraiga y quite tiempo”, pues de forma inmediata debe acudir a recibir atención médica especializada.

Agregó que es necesario que el derechohabiente acuda por lo menos dos veces por año a los módulos de medicina preventiva para recibir atención oportuna, aunque no se sienta enfermo, y de esta forma detectar enfermedades que en un inicio, no presenten síntomas como es el caso de la hipertensión y diabetes.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here