Compartir

* El equipo evita riesgo de accidentes, consume solo la energía que está ocupando y es regulable de acuerdo a la tarea que desempeñe

AGENCIA ID  /

 

Ciudad de México, 11 de marzo de 2018. Una máquina de soldar por arco eléctrico que se enciende a control remoto hasta por 80 metros, y que al mismo tiempo genera ahorros de energía de aproximadamente 40 por ciento de lo habitual, fue diseñada por un recién egresado y tres académicos del Instituto Tecnológico de Tuxtepec (ITTux).

El innovador equipo ha generado dos patentes al Instituto y como apoderado legal será dueño del 40 por ciento de las ganancias, en caso de surgir una oportunidad de transferencia tecnológica, en tanto que el 60 por ciento restante será para los cuatro inventores.

El proyecto inició al crear un dispositivo inalámbrico para ahorrar energía en la soladora eléctrica, de manera que el operador pudiera encender la máquina en el momento de utilizarla, hecho que en el uso convencional no siempre es posible, por lo que el consumo de energía es considerable.

“En la práctica sucede con frecuencia que el soldador se encuentra a cierta altura o a una distancia que no le permite tener a la mano el panel de la máquina. De ahí surge la idea del encendido a distancia y procedimos a levantar un registro de 40 plantas que operaban en distintos talleres y empresas de la localidad para conocer la cantidad de energía que se pierde en el proceso de soldadura por arco eléctrico”, detalla el profesor Hugo Abraham Pacheco Reyes, uno de los académicos que diseñaron la máquina.

Para el registro se puso particular atención al factor de potencia, que es lo que mejor informa sobre el porcentaje de energía que es aprovechado por las soldadoras convencionales que utilizan un transformador. Fue así que el equipo de ingenieros creó el control para máquinas de soldadura por arco eléctrico que utiliza una bobina, la cual genera una carga inductiva que hace que el factor de potencia sea muy bajo y se ahorre energía eléctrica.

Si bien la idea del todavía alumno José Carlos Palacios Vences se llevó a cabo y culminó con el trámite de patente en octubre del 2016, surgió la intención de que la máquina también regulara su potencia de manera inalámbrica.

Para ello se adaptó al prototipo un equipo de radio frecuencia que enciende y apaga la máquina soldadora, y al mismo tiempo regula la corriente de salida, de acuerdo a la tarea que se desempeñe. El registro de patente ya está en poder de sus creadores.

A pregunta expresa, el maestro en ingeniería Pacheco Reyes puntualiza que existen equipos portátiles que facilitan las labores del operador, pero ninguno tiene la potencia que el desarrollado en el ITTux, con una corriente de salida de 300 amperes alimentada a 220 volts, que es la que se utiliza comúnmente. “Hemos intentado localizar equipo como el que creamos a través de buscadores en Europa, Asia y EU y no encontramos algo que se parezca.

“Un empresario de la localidad quedó muy impresionado con el equipo porque con su empleo se disminuyen los riesgos de trabajo o bien se puede prescindir de quien esté asignado para encender y apagar el equipo, es decir, quien complementa al operador de la soldadora. Hace unos meses se interesó un inversionista canadiense, pero por no tener el registro de la patente no pudimos redondear el negocio; ahora ya la tenemos para quienes puedan interesarse en transferir la tecnología”.

Además del maestro Hugo Pacheco Reyes y del ahora exalumno Palacios Vences, son parte del equipo de creadores el maestro en ciencias Genaro Domínguez Villalba y el ingeniero Javier Castillejos Otharula.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here