Compartir

GABY CARMONA ASTUDILLO   /

 

Acapulco, 03 de febrero de 2020.

La alcaldesa Adela Román Ocampo volvió a poner al puerto de Acapulco en el plano nacional con la celebración del Festival del Tamal Acapulco 2020.

A lo largo de 475 metros lineales de la Costera Miguel Alemán, se logró la colocación de diferentes tipos de tamales que fueron elaborados con anterioridad y que buscaban romper el famoso récord Guinness;  sobre las mesas se colocaron los tamales de cerdo, pollo, chipil, frijol, rajas con queso, de dulce y claro, de mariscos, por mencionar algunos.

Toda una tradición, en una fecha tan destacada para los mexicanos y para los acapulqueños, ya que precisamente el 2 de febrero es el día en que se come puro tamales y también se pagan.

La convocatoria tuvo buen éxito ya que participaron tanto escuelas de gastronomía, hoteles, prestadores de servicios turísticos, así como las personas que se dedican y viven de la elaboración de este suculento producto, “las tamaleras”, quiénes le dan el verdadero sazón a la elaboración de la masa y a la que le van agregando cada una de ellas su sazón característico.

El Festival del Tamal que organizó y convocó el gobierno municipal, buscaba imponer un récord mundial, de su obtención, seguramente, lo sabremos después, ya que el evento fue certificado por un notario, lo destacable fue sin duda alguna la participación de los diferentes sectores sociales que se dieron cita en la Costera Miguel Alemán, cuyos asistentes bailaron y disfrutaron del tan vapuleado evento.

El evento dividió opiniones, sin embargo, la alcaldesa Adela Román Ocampo, logró que las miradas estuvieran puestas en Acapulco y anunció que se busca rescatar el otro festival, el Carnaval de Acapulco.

Este evento sirvió además para fomentar y preservar las tradiciones y la cultura gastronómica que tanto caracteriza a los mexicanos y que todos celebramos.

El Festival del Tamal fue la oportunidad para celebrar la unidad familia, de ahí que la alcaldesa avaló,  autorizó y asistió a su realización. Adela  Román, sin duda alguna, quedó satisfecha por los resultados obtenidos, sabedora de que no todos compartirán la misma visión, pero como dice el refrán popular “nadie es monedita de oro”.

El Festival del Tamal salió bien, se logró el objetivo, no solo el de obtener un récord mundial, sino el hecho de que las familias acapulqueñas convivieran y disfrutaran este festival que fue organizado especialmente para convivir y disfrutar, más allá de cualquier récord.

Una vez más, el gobierno municipal que encabeza Adela Román Ocampo la volvió hacer, colocó al puerto en las primeras planas del ámbito nacional con este Festival del Tamal Acapulco 2020, algo que debe aplaudirse en lugar de criticarse.

Por espacio de varias horas, las familias acapulqueñas disfrutaron del festival que muchos critican, pero este tiempo sirvió para que miles de familias disfrutaran del evento, la música, y observaran las artesanías que en ese marco fueron exhibidas.

Algunos dirán que Acapulco tiene tantos problemas que  deben ser atendidos antes de organizar este tipo de festivales, sin embargo, la realización de este tipo de eventos es lo que permite a las familias olvidarse al menos por unas horas de lo que pasa en sus colonias.

La realización de este festival, desde mi punto de vista, no fue una ocurrencia, no a todo se le puede ver lo negativo, la intención fue buena y miles de familias disfrutaron y eso es lo que realmente importa, lo demás queda atrás. Felicidades por llevar alegría a la gente en estos tiempos tan difíciles  sin duda alguna. Y prepárense, porque viene el Carnaval. Veremos qué pasa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here