Inicio Análisis Félix Salgado Macedonio

Félix Salgado Macedonio

374
0
Compartir

 RAÚL SUÁREZ MARTÍNEZ   /

 


Morena ha definido que Félix Salgado Macedonio, senador con licencia, sea su Coordinador Estatal de los comités de Defensa de la Cuarta Transformación, o algo así, el preámbulo de su designación formal de acuerdo a los momentos electorales como su candidato a gobernador de Guerrero. Un ejercicio difícil, no todo lo pulcro que se esperaba, pero esto no es culpa de Félix y tal vez ni de ninguno de los que aspiraban a la candidatura.

Bien, esa etapa ya pasó. A Félix le toca no solo organizar estos comités, que en realidad es la estructura electoral de Morena para el 2021. Tiene que, de manera humilde y con mucha diplomacia política, hacer un llamado público a quienes no fueron favorecidos en esta ocasión, invitarlos a participar en las tareas de organización electoral, ser parte del proceso. Urge un llamado de esta naturaleza. Sí, Félix gana con o sin ellos, pero es mejor que todos estén integrados a los trabajos, no en el viejo esquema de la repartidera del pastel con tal de que participen; no dudo que más de uno en eso pensó a la hora de registrarse: “soy aspirante, algo me debe de tocar”, como en la última gubernatura que ¿ganó el PRD? con Aguirre. 

Félix lleva una vida de lucha, con altibajos, aciertos y errores, es humano, ni mejor ni peor que otros que siendo o no funcionarios públicos, también tenemos nuestros defectos, pero, es sin duda la mejor carta que tiene Morena para ganar Guerrero y, cuando hablo ganar Guerrero, estoy pensando en las diputaciones federales que, si me apuran, es lo que más le interesa al presidente de la República para garantizar la mayoría en el Congreso de la Unión. Pero también les daría un jalón importante a las candidaturas de diputados locales y presidentes municipales. Guardando todo proporción y sin tratar de hacer una comparación, así como en el 2018 manejé primeramente el efecto Obrador y nadie, mucho menos los priistas y perredistas lo tomaron en cuenta, en el 2021 con esta candidatura se viene el efecto Félix, o el efecto “Toro”.

Los demás aspirantes que se quedaron en el camino deben de entender que en política nunca se pierde todo, ni para siempre, pero de igual manera deben de integrarse sin condicionamientos a la campaña de FSM, de esta forma, están en condiciones de jugar en este 2021 o en un futuro en alguna candidatura de Morena.

UNIDAD es la palabra mágica, sin caer en triunfalismos era más difícil ganar la candidatura a gobernador que la misma gubernatura, enfrente de manera segura, Félix tendrá al todavía senador priista Manuel Añorve quien ya perdió contra su primo Ángel Aguirre la gubernatura y, a pesar de que hay una mescolanza política entre PRI, PRD y PAN, las bases de esos partidos no comparten dicha alianza. Ante todo, las bases del PRD jugaran de igual manera que en 2018, estarán en sus eventos, gritaran sus nombres, pero, en la boleta no van a votar por Añorve ni los demás priistas y panistas. Esos votos se irían en su mayoría hacia Morena y sobre todo Félix Salgado Macedonio. Al igual que Andrés Manuel en ese año, el prácticamente candidato a gobernador deberá llamar a votar en escalerita por los candidatos de Morena.

Félix tiene una tarea importante, interna sobre todo y sin exceso de confianza: armar la estructura para asegurar el triunfo en el 2021. Hay Toro para ganar.

Compartir:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here