Compartir

 

 

GABY CARMONA ASTUDILLO  /

 

Acapulco, 14 de marzo de 2020. 

Aún está lejos el 2021, año de las elecciones a gobernador del estado, diputaciones locales y federales y a las presidencias municipales, pero los que buscan se mueven, y mucho.

En ese peregrinar están los morenistas -obvio, encabeza la lista, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo-, el senador Félix Salgado Macedonio, la política de doble nacionalidad Nestora Salgado, el delegado federal Pablo Sandoval Ballesteros y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

De todos, honestamente, el senador Salgado es el que tiene el apoyo de popular, pero también sabe que la competencia está reñida y los golpes bajos están al interior del partido en el que milita, y como dicen por ahí, la tercera es la vencida y Félix va por la tercera.

Después de Félix,  está la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, quien sabe que en el juego del ajedrez político tiene posibilidades de acceder a la candidatura pero no se confía ni echa las campanas al vuelo, sigue trabajando a marchas forzadas tratando de dar certeza social, política y económica al municipio que gobierna en condiciones muy, muy difíciles. 

El resto de los morenitas, no tienen posibilidad alguna, la pregunta es ¿se alinearán todos? El tiempo dirá.

Y cuando digo movidos, es movidos, en el PRD el que está moviendo a tambor batiente a los militantes del partido amarillo es el exalcalde  de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, sus eventos tienen convocatoria entre sus simpatizantes quienes lo ven abanderando las causas más sentidas de la población. 

Evodio recorre con frecuencia las siete regiones del estado de Guerrero, en ocasiones lo acompañan los diputados locales de su corriente política, otras veces va de la mano con los alcaldes de la corriente a la que pertenece, lo cierto es que sus contrincantes no le hacen mella, aquí en el PRD se tiene que valorar la presencia del exgobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero, cuya corriente política al interior del PRD es muy fuerte, sin duda alguna que Aguirre tendrá un peso político  importante al momento de la decisión final.

En el PRI hay dos personajes que son los más movidos, el senador Manuel Añorve Baños y el Secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos, ambos recorren Acapulco y en ocasiones se lanzan a algunas regiones del estado. Aquí el peso político lo tendrá el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien tendrá voz, voto y veto en el momento de las definiciones. Se habla de una alianza PRI-PRD y otros partidos pequeños. Veremos cuando se acerquen los tiempos cómo se acomodan.

Y en ese juego, están los ex alcaldes de Acapulco, Alberto López Rosas, quien a través de sus redes sociales informa de la enorme actividad que todos los días realiza en algunas regiones del estado, su caminar es lento dice pero confía en que sea tomado en cuenta para participar por segunda vez como candidato, se le pudo ver saludar cordialmente al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su visita al puerto de Acapulco, eso habla de la cercanía y respeto que existe entre ellos.

El otro aspirante que anda movido en el centro del país en cabildeo pleno con los morenistas, es el ex alcalde de Acapulco, Luis  Walton Aburto, quien busca la candidatura de Morena apelando a la amistad que tiene con Andrés Manuel López Obrador y la cercanía que existe con el Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard y el senador Ricardo Monreal.

Lo cierto es que la disputa por el poder en Guerrero se tornará complicada, porque de no alcanzar los acuerdos necesarios para derrotar a sus adversarios, habrá una enorme desbandada en estos partidos políticos , por lo pronto se mueven y mucho. Veremos qué pasa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here