Compartir

GUADALUPE RODRÍGUEZ    /

 

“Es una gente que sigue ayudando con su ejemplo al movimiento, son de esos dirigentes que no desaparecen, que solo cierran los ojos y se quedan velando”.

Andrés Manuel López Obrador.

 

 

Acapulco, 11 de octubre de 2021.

Para sus seguidores y gente que simpatizaba con él, era reconocido como un líder moral, aunque más de una vez lo escuche decir: qué líder moral ni qué nada, díganme César.

El maestro, el profe César o solo César era un político un tanto “tibio”, para quienes sólo buscaban un “hueso” al estar pegados de él, por lo que varios fueron desistiendo en el camino.  En las últimas reuniones presenciales y virtuales a las me tocó acudir del grupo nuñista en Acapulco, eran con fines de organización político-partidista y a veces para informar de los avances del gobierno federal en Acapulco. Su tema preferido: los avances en materia de seguridad de la Mesa de Coordinación para la Paz en Acapulco, donde era parte importante.

César, ese que siempre usaba su coche y no autos oficiales de gobierno cuando fue subdelegado de Bienestar federal en Acapulco, se fue hace un año y no dijo adiós. Y no lo dijo porque no se ha ido, su figura y nombre sigue presente en muchos círculos de morenistas en todo el estado. El presidente fundador de Morena en Guerrero, quien también fuera el secretario de Educación del Gobierno Legítimo es, sin duda, un referente de la lucha que llevó a Andrés Manuel López Obrador al poder en 2018.

Hoy se cumple un año de que César Núñez Ramos murió, como muchos, víctima del virus del SARS CoV2. Siendo funcionario federal y amigo personal del presidente de la República, pudo atenderse en algún hospital privado, incluso, si lo hubiera pedido, hubiera sido llevado en helicóptero en busca de una mejor atención a la Ciudad de México. No fue así, decidió ser congruente a su ideología de izquierda, decidió esperar atención médica en el sistema de salud público, que claramente estuvo rebasado durante toda la pandemia. Congruente hasta su muerte, se rehusó al influyentismo.

Para quienes lo conocieron y  se unieron a su lucha, César fue muchas cosas: un mentor, un compañero, y definitivamente un líder.  Durante su homenaje luctuoso en Acapulco el domingo 10 de octubre fue referido como un hombre “imprescindible”.  Ahí recordaron su origen: Yextla, municipio de Leonardo Bravo. Su trayectoria, que inició en los sesenta con el movimiento comunista estudiantil, un largo recorrido por la izquierda hasta llegar a Movimiento Regeneración Nacional donde fue fundador.

El grupo reconocido como “de César Núñez” en Acapulco tiene nuevas figuras y algunas de muchos años. Nuevas generaciones de personajes públicos en el poder. Diputados locales entre los que destaca Jacinto González Varona, su más cercano colaborador de los últimos años, los diputados Marco Tulio Sánchez Alarcón y Citlalli Calixto Jiménez, posteriormente integrados en ese equipo político.  Otros compañeros de grupos afines en la lucha como son Eloy Cisneros Guillén, Adela Román Ocampo y Marco Antonio Adame Bello, por mencionar algunos.

Entre “los de César” están Iván Hernández Díaz, delegado en Guerrero de los programas sociales de Bienestar; el ex diputado federal Roberto Guzmán Jacobo; Erick Romero Morales, secretario de Planeación del gobierno municipal de Acapulco; Silvestre Arizmendi y Juan Carlos Manrique, también fundadores del partido. Los presidentes municipales de Coyuca, Ossiel Pacheco Salas y de San Jerónimo, Glafira Meraza Prudente. Los regidores de Acapulco Jonathan Márquez Aguilar y Antonio Carbajal Moreno.  Muchos servidores de la nación, colaboradores de gobierno y dirigentes sociales, quienes acudieron al homenaje en conocido salón de eventos.  Entre los invitados especiales también estuvieron la diputada Yoloczin Domínguez Serna y Audel Urbina Serrano.

De todos los reunidos esa tarde en el homenaje, ¿quién seguirá el legado de César Núñez Ramos en Morena? El líder que decía en sus asambleas que no estaban en la lucha por cargos públicos, sino por la transformación del país y que siempre invitaba a seguir manteniendo el trabajo territorial del movimiento ahora partido Morena. ¿Quién se volverá imprescindible y quién es borrado de la historia en esta Cuarta Transformación en Acapulco y Guerrero?

Compartir:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here