Compartir

 

* El caso de Alondra Berber ha desbordado la solidaridad; el profesor acusado de agresión sexual en febrero, estaba en activo todavía en septiembre

ROBERTO RAMÍREZ BRAVO   /

 

Acapulco, 23 de septiembre de 2020. Después de que la escritora Alondra Berber denunciara violencia sexual en su contra dentro de la Escuela de Iniciación Artística de Acapulco G65, diversos testimonios apuntan a un hecho más preocupante: en dicha institución se practican diversos tipos de violencia, contra alumnos y personal docente, con el aparente aval de autoridades superiores.

David Tadeo, egresado de la institución el año pasado, lo sintetiza así: “cuando yo estaba estudiando hubo dos administraciones, a la mitad del año llegó esta administración, y a partir de entonces empezaron a haber muchas fallas más fuertes que antes, antes también las había, pero ahora de manera más grave”.

Alexo Benítez, también egresado, señaló que en la actual administración de la escuela que encabezan la directora Liliana Donají Soto Monroy y la coordinadora de Control Escolar Noelia Agüero, ocurrieron “muchas injusticias” de las que dijo ser testigo, “desde poner trabas a los alumnos para realizar ensayos y sus actividades artísticas, gritarle a maestros frente a los alumnos, difamar a maestros que sí hacían bien su trabajo pero no estaban de acuerdo con la mala forma de gestionar la escuela”.

Leonardo Vargas Pineda, igualmente egresado, integrante de la Orquesta de Cámara de Acapulco,  refiere que en las dos primeras administraciones de la Escuela de Iniciación Artística se ponía el énfasis en la atención a los alumnos, pero en la actual las cosas han cambiado: “tenía antecedentes de que estas personas le estaban poniendo muchas trabas a los alumnos y los maestros, y me dije, esto tiene que parar”.

Indicó que el caso de la escritora Alondra Berber fue “la punta del iceberg”, pero en realidad “hay un conflicto personal de estas personas que están al frente”, y señaló que el tema ha concitado la atención de varios egresados de la primera generación.

Pedro Gilberto Diaz Leyva, también egresado, expresó: “Durante mi estancia en esta institución fui testigo y asimismo víctima de muchas injusticias por parte de ambas personas señaladas en este caso, por una parte, viví el hostigamiento, acoso e intimidación que ambas personas abusaban de su poder para así abusar de nuestros derechos, desde un inicio reflejaban su falta de ética, respeto, cultura y sensibilidad hacia su trabajo, la comunidad estudiantil, e incluso hacia nuestras familias”.

Los testimonios se encuentran en exposiciones públicas, como entrevistas en medios de comunicación, en sus redes sociales y en algunos casos, en declaraciones formales en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos que lleva el seguimiento de la denuncia por violencia sexual que presentó Alondra Berber Mijangos, quien fuera coordinadora Académica y que fue despedida un día después de que denunció por escrito la agresión sexual de que fue víctima por el profesor Andrés Valencia.

La Escuela de Iniciación Artística G65, asociada al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, comenzó sus actividades en 2014 durante el período de Luis Walton Aburto, quizá en el mayor impulso que tuvo la cultura en el municipio desde la administración de Félix Salgado Macedonio, cuando se creó el Festival Internacional La Nao. Tuvo como su primera directora a la actual directora de Cultura, Malena Steiner, y como su segundo director, ya en el gobierno de Evodio Velázquez, al artista plástico Luis Arturo Aguirre.

Originalmente, era una instancia que dependía de la dirección de Cultura municipal, pero al arribo de la actual administración de Adela Román Ocampo, tras el primer año de gobierno, pasó a depender de la subsecretaría de Desarrollo Humano, cuyo titular es Delfino Hernández Ortega, un funcionario sin ningún vínculo con la actividad cultural, pero sí relacionado con actividades partidistas, primero en el PRD y actualmente en Morena.

 

Caso Alondra: crimen y castigo

Alondra Berber es escritora, autora del libro de poemas El péndulo de cal, y la novela El incendio de las mariposas; es psicóloga y como tal, trabaja con un grupo de niños en el Programa de Empoderamiento Infantil, que ella creó, apoyado por PazAporte de la Secretaría de Cultura estatal, desde donde se ha impulsado a los infantes para que desarrollen el pensamiento crítico, analicen los diferentes aspectos de la realidad en que viven, y produzcan: algunos han hecho videos, participado en programas de radio y televisión y han ganado premios individuales o en equipo.

Al comenzar la actual administración ingresó a laborar en la Escuela de Iniciación Artística de Acapulco G65 en el cargo de coordinadora Académica, cuando todavía pertenecía a la dirección de Cultura.

Berber Mijangos denunció que prácticamente todo el tiempo que laboró en la escuela, fue víctima acoso laboral por parte de la directora y la coordinadora de Control Escolar, consistente en restricciones para hacer su trabajo, hostigamiento para que no platicara con un profesor al que también acosaban y que terminó renunciando; expresiones hirientes, como que debía tener satisfecho sexualmente a su pareja, el pintor Luis Vargas, para que este hiciera trabajos gratis a la escuela. Incluso, se le levantó un acta administrativa -que está en poder de la Contraloría- porque tomó fotos de algunas actividades de la escuela a petición de la directora de Cultura cuando esta todavía tenía autoridad sobre la institución, acusándola de “revelar los asuntos secretos con motivo de trabajo” (sic).

“Los asuntos secretos” de la Escuela de Iniciación Artística.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 6 de febrero pasado, Berber Mijangos presentó un escrito a la directora de Cultura, Malena Steiner, donde denunciaba un hecho ocurrido en diciembre del año anterior. “Después de la posada de la escuela -escribió-, el profesor Marco Andrés Valencia (Ramírez) me tocó de manera inapropiada, situación que notifiqué informalmente a la Arq. Liliana Donají al llegar a mi casa, vía inbox de Facebook, y a lo que ella respondió que, si no fuera la primera vez, diría que es intencional, y que hay días que somos más sensibles que otros y nuestra percepción es distinta, y me dijo que no le dijera a Noelia” (Agüero, coordinadora de Control Escolar y pareja sentimental del profesor). Malena Steiner reenvió copias del texto a la secretaría de Desarrollo Social, al Órgano de Control Interno (Contraloría) y a la Presidencia, así como a la propia dirección de la escuela. El viernes 7 de febrero, el documento fue sellado de recibido en la oficialía de partes, y el lunes 10, Alondra Berber fue despedida sin ninguna explicación.

Dos días antes, el 4 de febrero, Soto Monroy había enviado el oficio EIAA/10/2020 a Malena Steiner, en el que acusaba a Berber Mijangos de provocar la baja masiva y abandono de sus estudios de los alumnos de esa generación por la “mala información” y la “falta de apoyo” de la coordinadora Académica al gobierno y a la escuela, y se quejaba de que los alumnos tienen “una actitud hostil” hacia ella y en cambio “una preferencia hacia la Lic. Diana Alondra Berber Mijangos que, como señalo, posee la facilidad de generar problemáticas en el interior de nuestra institución y de mal influenciar a los estudiantes” (en mayúsculas y negritas en el original).

A raíz de su despido, la escritora presentó dos denuncias, una ante el Órgano de Control Interno (Contraloría) del municipio, y otra en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde narra con detalles cómo se llegó hasta ese punto.

En su escrito presentado a la Contraloría municipal al día siguiente de su despido, Berber Mijangos refiere que lo único que recibió tras formalizar su denuncia, fueron expresiones, por parte de Agüero, como “hija de la chingada”, “que te compre quien no te conozca” “ni que estuvieras tan buena”, hasta que en un momento la encaró y le preguntó: “¿tu familia sabe que te dedicas a la prostitución?”. Después de eso -contó en una entrevista con La Plaza-, personalmente las dos funcionarias le impidieron el acceso a la escuela (“señalando con el dedo que no”) y le notificaron que había sido despedida.

Pero mientras a la presunta víctima de violencia sexual se le despedía al siguiente día hábil de haber formalizado su denuncia, el presunto agresor fue sostenido en el cargo al menos por siete meses más. El 18 de septiembre sesionó el Sistema Municipal de Atención, Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres, donde se abordó la denuncia presentada por la escritora, a petición de la activista Viridiana Gutiérrez Sotelo. Según la nota publicada por el diario El Sur al día siguiente, la secretaria de Desarrollo Social, Milly Janeth Ramírez Olmedo, informó que el maestro de música señalado de tocamientos, fue dado de baja, sin precisar la fecha en que esto ocurrió. Sin embargo, el 2 de septiembre -dos semanas antes de lo anunciado por la secretaria- la Escuela de Iniciación Artística de Acapulco G65 publicó en su página de Facebook -y ahí se mantiene hasta la fecha- el horario de las materias que se impartirían en el semestre que acaba de comenzar. En él aparece el profesor Andrés Valencia como titular de las materias Ensamble Instrumental III y Experimentación Musical I, que se estarán impartiendo los miércoles desde las 4 hasta las 6 de la tarde.

Posted by Comunidad EIAA G65 on Saturday, September 5, 2020

En julio pasado, al concluir el ciclo escolar, Andrés Valencia fue seleccionado como uno de los maestros que enviarían un mensaje de felicitación a los alumnos por su participación en la modalidad de enseñanza virtual. El video se encuentra disponible en la página Comunidad EIAA G65, órgano de comunicación del plantel.

Hasta el momento, el Órgano de Control Interno y la Comisión Estatal de Derechos Humanos mantienen abierta la investigación por la denuncia de agresión sexual presentada por Berber Mijangos.

 

De la solidaridad a la sororidad

A diferencia de las autoridades municipales, que prefirieron castigar a la víctima en lugar de siquiera iniciar una investigación sobre el presunto perpetrador, diversas personalidades de la comunidad cultural, escritores, artistas plásticos, periodistas, políticos y actores de la sociedad civil, pero sobre todo egresados de la escuela, han expresado su solidaridad con Berber Mijangos.

A través de la red social Facebook, se han expresado varios. Por ejemplo, la escritora Blanca E. Athié, publicó en su página el siguiente texto: “Mi sororidad con Alondra, porque deseo que no viva este proceso sola, es bastante incómodo vivir un proceso en el que tus amigos se dividen porque involucran amigos en común. Ya leí todo lo que tuve que leer, y me mantengo firme en apoyar a una de las mías. Este es el caso típico en el que es preferible reducir a victimización a una mujer que aceptar actitudes machistas y acosadoras de un hombre que es novio y amigo de quien sea… Eso es violencia y hay que saberla identificar… Se entrevé también un caso de gaslight hacia Alondra. Es muy importante que todas y todos los directivos o personas en puestos de poder tengan perspectiva de género, porque si no este tipo de casos se repetirán hasta el infinito y eso tiene que parar. No, no eres exagerada Alondra, tus emociones nunca te mienten y tienes derechos. Me da gusto saber que #NoEstasSola”.

Otros que han expresado públicamente su apoyo son el bailarín Serafín Aponte, el cineasta Cande Palma, quien expresó que “yo si te creo Alondra Berber. Ninguna mujer debería de pasar por esto”; el documentalista Gonzalo Perper (“qué pena que esto siga pasando y más contra una persona como Alondra Berber; más acapulqueños como ella hacen falta”); el actor Manuel Maciel; la violinista Laura Águila, el pintor Luis Vargas, el cellista Enock Rodríguez, la bailarina Cheché Peretti, la directora de teatro Lucero Castro, los periodistas Allan García, Laura Reyes, Natividad Ambrosio y Jimena Escobar; el ex director de Cultura y periodista Julio Zenón Flores, los escritores Ricardo del Carmen, Analí Lagunas, y Avelino Gómez.

La escritora Patricia Gutiérrez expresó que “ninguna mujer debería de pasar por ello, bueno ningún ser humano debería de soportar el acoso, el hostigamiento o el abuso. No es un asunto de que sean mis amigas, son personas que merecen respeto. Alondra Berber, Fiorella SB. Espero que pronto se reciba una resolución y sobre todo que se separe a quienes desde una figura de autoridad fomentan, encubren y perpetúan acciones como ésta. #AisladaPeroNoCallada #AisladasPeroNoSolas #YoSiTeCreo”.

La mención a Fiorella Sotelo es porque ella denunció que durante casi un año fue víctima de acoso digital por parte del profesor Andrés Valencia, y ahora se ha sumado a Alondra Berber para exigir una sanción.

Margelly Vargas, historiadora del arte, le dejó este mensaje: “Alondra Berber Te quiero, te admiro y estoy contigo. Te lo digo temblando de coraje. Hagamos que ellos tiemblen también, cuenta conmigo. Hago eco de la denuncia de la artista Alondra Berber para pedir justicia a las autoridades pertinentes. No nos vamos a quedar calladas hasta que esto se resuelva. #aisladaperonocallada #yosítecreo #municipioacapulco #NoMasSilencio #NoMasMiedo”.

Silvia Salazar Almenara expresó: “Inconcebible que ocurran este tipo de ultrajes. Alondra es una de las personas más sensibles, honesta y comprometida con su labor, no sólo social, sino artística, lamento los ataques en su contra y espero que las autoridades correspondientes despierten de su cómplice letargo”.

La lista de apoyos hacia la escritora es amplia y difícil de publicar completa.

Aparte, Berber Mijangos inició una petición en la plataforma Change.org para demandar la destitución de la directora Liliana Donají, de la coordinadora de Control Escolar, Noelia Agüero y del profesor Andrés Valencia. De este último, por la agresión de que fue víctima, y a las primeras, por la protección que le han dado. A seis días de haberse publicado la petición, llevaba 612 firmas acumuladas.

Hasta el momento se desconoce si el despido de Valencia Ramírez ha sido efectivo, o si solo fue planteado para dar respuesta en ese momento a las organizaciones feministas integrantes del Sistema Municipal de Atención, Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres.

 

 

Compartir:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here