Compartir

 

* Morena: Se hacen visibles Félix Salgado, Adela Román, Luis Walton, Beatriz Mojica, Irma Eréndira y Pablo Amílcar Sandoval por la gubernatura

 

ROBERTO RAMÍREZ BRAVO   /I

 

Acapulco, 02 de enero de 2020. El año que comienza empieza a perfilarse claramente como el espacio en que los aspirantes a la gubernatura de Guerrero van a mostrar sus intenciones de una manera más clara, casi abierta, en pos de la candidatura.

En franco movimiento proselitista, si bien fuera de todo tiempo electoral, se están viendo los principales aspirantes. En el caso del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), destacan las figuras del senador Félix Salgado Macedonio, de la alcaldesa Adela Román Ocampo, del delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y su hermana la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros.

Ajenos a Morena, también se mueven dos de los que fueron candidatos por otros partidos en la elección de gobernador en 2015 y que en la elección federal de 2018 apoyaron al panista Ricardo Anaya: Beatriz Mojica Morga, quien representó al Partido de la Revolución Democrática, y Luis Walton Aburto, quien fuera candidato por el partido Movimiento Ciudadano.

Aunque propiamente los movimientos comenzaron en 2019, se espera que 2020 sea el ring donde se habrán de enfrentar ya, todos y todas, para definir quién va a representar al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador en la batalla por conquistar la gubernatura en 2021.

En el Partido Revolucionario Institucional el fenómeno sucede de la misma manera, aunque un poco menos intensa. La mayor actividad grupal se dio en el pasado cumpleaños del ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, y en el Consejo Político estatal que encabezó el gobernador Héctor Astudillo. Pero ya son visibles algunos aspirantes, en particular el senador Manuel Añorve Baños, quien hasta el momento parece llevar la delantera; y el secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos.

Por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) hasta ahora el que hace mayor ruido es el ex alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, seguido del ex diputado local Carlos Reyes Torres.

Morena: la batalla visible

En Morena parece que se dará con mayor intensidad la batalla interna por la candidatura, que a su vez, pasa por la definición de si será hombre o mujer quien encabece la contienda.

En el escenario de que se defina que sea una candidata, de la misma forma en que se definió en ese sentido la alcaldía de Acapulco en la elección de 2018, hasta el momento solo se menciona a tres posibles aspirantes: La alcaldesa Adela Román Ocampo, quien gobierna a un tercio de la población en edad de votar en el estado; la senadora Nestora Salgado García y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ramírez. Como externa, se menciona a Beatriz Mojica Morga.

ADELA ROMÁN OCAMPO gobierna el municipio más importante social y económicamente del estado, desde el 1 de octubre de 2018. Abogada con dos maestrías, ex diputada local y magistrada con licencia del Tribunal Superior de Justicia, ha enfrentado serios problemas para gobernar, por falta de recursos, mismos que ha atribuido al mal manejo de las finanzas en la administración de su antecesor en el cargo, el perredista Evodio Velázquez Aguirre.

La fotografía de su rostro ha empezado a circular desde diciembre en la parte trasera de camiones del transporte público y en anuncios espectaculares, con una única leyenda: “2020 será el año de la consolidación”. Se refiere –se entiende- al segundo año de su gobierno, el cual comenzó con la frase “la transformación está en marcha”, y la consolidación del proyecto que ofreció a los ciudadanos cuando solicitó su voto. Pero difícilmente podría pensarse que esta promoción sea ajena a la aspiración por la gubernatura, aunque los anuncios aparecen como parte de una campaña para promover la revista 99 Grados, en una estrategia que, por cierto, ha sido recurrente en momentos previos a alguna otra elección.

NESTORA SALGADO GARCÍA es senadora por Guerrero. Ganó la segunda fórmula en la elección pasada. Su nombre trascendió al estado cuando encabezó la Policía Comunitaria de Olinalá y luego fue presa política durante el último año del gobierno de Ángel Aguirre Rivero.

Foto La Plaza.

Posee la doble nacionalidad y ha vivido la mayor parte de su vida en Estados Unidos, aunque según ha explicado en diferentes momentos, decidió volver al pueblo donde nació cuando este atravesaba serios problemas por la violencia y por ello organizó la Policía Comunitaria. Como senadora, son pocas las ocasiones en que ha estado en actividades públicas en Guerrero, y como candidata hizo su campaña desde la Ciudad de México, porque recibió amenazas de muerte en el estado.

IRMA ERÉNDIRA SANDOVAL BALLESTEROS –doctora en Ciencia Política por la Universidad de California, licenciada en Economía por la UNAM y en Sociología por la UAM- es guerrerense por ascendencia, ya que es hija del profesor universitario (y ex diputado federal) guerrerense, Pablo Sandoval Ramírez y nieta del luchador social Pablo Sandoval Cruz.

Foto La Plaza

La página de Gobierno de la República donde se muestran sus datos, no indica el lugar de su nacimiento, pero en Wikipedia aparece como nacida en la Ciudad de México. Lo cierto es que en Guerrero ha sido escasa, si no totalmente nula, su presencia pública. Está casada con John Ackerman, uno de los principales asesores del presidente López Obrador. Irma Sandoval ha sido sometida a una constante campaña de críticas hacia su trabajo orquestada desde la derecha mexicana.

BEATRIZ MOJICA MORGA tiene dos maestrías, una por el ITAM y otra por la universidad de d’Auvergne Clermont-Ferrand, Francia. Fue siempre perredista hasta que renunció el año pasado al PRD, partido del que llegó a ser su presidenta nacional por un breve tiempo; colaboró en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero y fue candidata a gobernadora en 2015.

Su afiliación a la corriente de Los Chuchos le generó distanciamiento con la corriente lopezobradorista en el PRD, y en la elección presidencial de 2018, de la mano con Los Chuchos, fue férrea opositora a López Obrador y apoyó la candidatura del panista Ricardo Anaya. Tras su renuncia al PRD, se ha manejado la versión –ni aceptada ni negada por ella- de que buscaría competir ahora por Morena. Desde fines del año pasado ha andado muy activa, en reuniones públicas con organizaciones como el Grupo Aca, Grupo Solidaridad, entre otros, y ha hecho promoción de su imagen a través de videos.

Por el momento, ellas son quienes podrían competir por convertirse en la candidata al gobierno de Guerrero, en el caso de que este partido decidiera postular a una mujer.

Si el Consejo Nacional definiera que deberá ser varón quien abandere la contienda, los aspirantes visibles son otros. En su caso, no competirían contra las mujeres.

FÉLIX SALGADO MACEDONIO (senador por la primera fórmula, ex alcalde de Acapulco, ex senador y dos veces ex diputado federal, dos veces candidato a gobernador) encabeza todas las encuestas que pública y soterradamente se han mandado a hacer para medir la popularidad con miras a la elección de 2021.

Con el argumento de informar a los ciudadanos sobre sus actividades en el Senado, Salgado Macedonio ha encabezado reuniones con amplios sectores de la población, pero no ha hecho promoción de su imagen en anuncios. El mismo dato de que va arriba en las encuestas, ha atraído la atención de grupos de Morena, de la sociedad civil e incluso de otros partidos, que buscan acercársele.

El domingo 12 de enero, a las 12 del día, Salgado Macedonio celebrará su cumpleaños con un festejo masivo en el Centro Internacional Acapulco. No será, según se ha dicho, un evento político, sino puramente social. Sin embargo, en política los cumpleaños suelen ser eminentemente políticos. Un ejemplo es el de Rubén Figueroa Alcocer el mes pasado, y un largo etcétera.

PABLO AMÍLCAR SANDOVAL BALLESTEROS es delegado del gobierno federal en Guerrero, hermano de la secretaria de la Función Pública –obligada por tanto a investigar cualquier posible desvío de los recursos de la Federación en el estado-, y cuñado del asesor del presidente, John Ackerman.

Foto La Plaza.

Ex diputado local, fue presidente de Morena en la elección pasada. Al principio de la actual administración mantuvo una relación ríspida con el gobernador Héctor Astudillo Flores, pero ahora esta se ha suavizado. Ya compitió una vez contra Félix Salgado cuando ambos quisieron ser candidatos al Senado y el primero ganó la postulación.

LUIS WALTON ABURTO no pertenece a Morena, y en la elección federal luchó para que Andrés Manuel López Obrador no ganara la presidencia, apoyando la candidatura del panista Ricardo Anaya. Su partido de entonces –al que renunció hace poco- había sido aliado de López Obrador cuando este estuvo en el PRD, en las dos campañas presidenciales previas, de 2006 y de 2012, pero en 2018, cuando el PAN se alió con el PRD, y luego de que este partido no lo hizo candidato a la gubernatura en 2015, Walton –ex senador y ex alcalde de Acapulco- decidió apoyar al panist Anaya.

Foto La Plaza

Walton fue un factor importante para que el PRD perdiera la elección por la gubernatura en 2015, pues no aceptó que fuera Beatriz Mojica y no él fuera quien encabezara la candidatura, y su partido rompió con la alianza. Creyó que al postularse por su cuenta ganaría la elección, pero quedó en un lejano tercer lugar, aunque la perredista tampoco pudo ganar al priista Héctor Astudillo.

De pronto, de la nada, a fines de 2019, el empresario gasolinero apareció en una fotografía con López Obrador. Entonces sus seguidores empezaron a manejar la versión de que había sido señalado con el dedo presidencial para ser el candidato a gobernador por Morena y que regresaría a la izquierda, ahora con este partido. Lo cierto es que en Chilapa, en noviembre, el presidente lanzó algunas luces. Se refirió a los políticos advenedizos que andan en busca de la candidatura para 2021: “Ahora–dijo-, como ya vienen las elecciones de Guerrero, ahí andan ya alborotados. ¡Se van a ir al carajo!”

Aunque no citó nombres, en muchos corrillos se atribuyó que el regaño fue para Luis Walton, quien estaba presente en el evento en Chilapa, sin tener una razón real para asistir, pues era un acto de gobierno. “No vamos a estar perdiendo el tiempo en politiquerías, a ver cómo me acomodo, a ver cómo me cuelo, cómo llego al cargo, sin importarle el pueblo. Ya ese político no sirve”, dijo López Obrador.

Con ese panorama, en Morena parece haber algo más importante que definir al candidato: definir primero si habrá de ser hombre o mujer quien abandere la contienda. (Continuará)

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here