Compartir

 

 

* Coordinadores del primer ayuntamiento por usos y costumbres del estado coinciden: discriminación, racismo, golpes para echarlo abajo en su primer año

* Las dependencias no se acostumbran a tratar con un Ayuntamiento que no tiene presidente, señalan

* Dirigentes de partidos políticos, comerciantes que antes se beneficiaban, encabezan los intentos de asonada, dicen los tres coordinadores

 

ROBERTO RAMÍREZ BRAVO    /

 

Ayutla de los libres, 04 de febrero de 2020. A poco menos de la mitad de su período al frente del primer gobierno indígena por usos y costumbres en el estado, los tres coordinadores de las zonas indígenas mephaa, tun savi y mestiza, tienen una coincidencia: el nuevo sistema de gobierno vive bajo amenaza: racismo, discriminación, y la amenaza de los partidos políticos de que harán lo imposible por volver al viejo sistema de elección de autoridades, son el pan de cada día.

El 1 de octubre de 2008 se instaló el Concejo Municipal Comunitario, que está compuesto por tres coordinadores generales y 38 consejeros, los cuales a su vez reciben el mandato de la Asamblea Municipal Comunitaria, que está compuesta por toda la comunidad y es el máximo órgano de gobierno.

Es una forma inédita de gobernar, en la que ya no existe la figura de un presidente municipal, sino los tres coordinadores representan de manera ejecutiva al gobierno, por lo que suelen ir juntos a todas partes para realizar trámites. Después de varios intentos, las comunidades, impulsadas unas por la CRAC y otras por la Upoeg, lograron que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana les reconociera el derecho a elegir sus autoridades por el método de usos y costumbres, es decir, por asambleas comunitarias.

En entrevistas separadas, los tres coordinadores, Longino Julio Hernández, de la etnia tun savi (miexteca); Patricia Guadalupe Ramírez Bazán, de la etnia mestiza; e Isidro Remigio Cantú, de la etnia mephaa (tlapaneca), refieren que este año ha sido difícil por las acechanzas de los partidos políticos que han gobernado el municipio (PRI y PRD), que han desatado una campaña de denostación en su contra.

No obstante, coinciden en que por primera vez en el municipio se están haciendo obras con el apoyo del gobierno federal, mientras el estatal mantiene una política de relación cordial pero con “poco apoyo”. El gobierno colectivo del que forman parte, explican, ha destinado este año una obra para cada comunidad, algo nunca antes visto, y ya se han realizado 146, entre ellas una brecha carretera de 10 kilómetros; además han abierto el comercio para dar oportunidad a todos los proveedores, y no solo a cuatro o cinco que por décadas eran los únicos que podían vender al Ayuntamiento y a los que se les daba permiso en las comunidades. En 2019, el presupuesto para Ayutla fue de 188 millones. Eran 176 millones en la administración pasada.

“Entonces en ese sentido ha habido mucha discriminación, ha habido mucho racismo de parte de los caciques, de los partidos políticos que ahorita se sienten mal porque les quitamos el poder, porque antes eso no lo hacían ellos, ellos se embolsaban el dinero, se quedaban con buenos carros, casas, hoteles, ranchos, y ahorita nosotros no”, dice Longino, uno de los tres coordinadores generales.

Foto La Plaza

Particularmente, señalan los entrevistados, el gobierno indígena ha contado con el respaldo del senador Félix Salgado Macedonio y el diputado federal por esta región, Rubén Cayetano García, ambos de Morena, y del director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes. En contrapartida, identifican al diputado local perredista Raymundo García Gutiérrez y un personaje llamado Rutilio Espíndola, que ha trabajado en varias administraciones municipales, como las cabezas visibles de la embestida contra el nuevo sistema de gobierno.

 

“Nos dicen que en 2021, ellos, los partidos, van hacer la lucha para que ganen”

Longino Julio Hernández, que representa a la etnia tun savi, expresa que el principal logro de este gobierno es haber apoyado a pueblos que nunca habían recibido ningún beneficio del Ayuntamiento.

“Nosotros –remarca- vamos a repartir el recurso a los pueblos y nosotros nos vamos a ir… Nomás tenemos un salario mínimo y con ese salario estamos contentos, trabajando con nuestra gente. Y yo me siento muy contento con mi gente, con mi raza indígena, porque soy indígena, y yo atiendo, acuden a mí y los atiendo de buena voluntad y siempre preocupado por ellos”.

-¿Ese racismo del que ha hablado, no amenaza al nuevo sistema? –se le pregunta.

-Claro que sí amenaza, porque nos dicen que para 2021 ellos van a volver a hacer la lucha para que ellos ganen, pero el pueblo ya está puesto, y dice que no. El pueblo va a decidir, porque ahorita el gobierno que está lo decidió el pueblo y estamos con el pueblo, y el pueblo va a seguir en pie con este gobierno.

“Ellos”, los otros, los caciques, los partidos políticos, dice, no han quitado el dedo del renglón y buscan revertir el sistema de usos y costumbres para reinstalar otra vez el sistema de partidos.

-Vamos avanzando –insiste-, aunque muchos no lo ven así, muchos se hacen ciegos porque luego critican: que no hay obra, que el recurso se nos queda, y eso es mentira, porque si andamos en todas las comunidades, tienen obras. Y eso es lo que nos fortalece mucho.

“Las dependencias no estaban acostumbradas y no nos veían como autoridades”

Patricia Guadalupe Ramírez Bazán representa a la etnia mestiza y es su primera experiencia en algún gobierno. Al principio de la administración colectiva, dijo, todo era difícil porque hasta los trámites más sencillos, que otros municipios resolvían sin mayores problemas con las dependencias de otras instancias de gobierno, para ellos era difícil, porque el artículo 115 constitucional habla de un presidente municipal, que en este caso es sustituido por un Concejo y por una Asamblea Comunitaria. “Ahorita ya es un poquito más conocido nuestro gobierno, pero donde quiera que íbamos, incluso en el estado, no nos reconocían como autoridad”, dice.

-¿Sienten como una amenaza los intentos de los partidos por revertir el sistema de usos y costumbres?

– Sí, sobre todo en la cuestión de que sienten como que les quitamos algo que era suyo, cuando no es así: al contrario, se regresó el poder al pueblo. Y ha habido, ya metieron una documentación ante el IEPC en septiembre, donde decían que ciudadanos pedían el regreso por sistemas de partidos, pero en ese documento expresaban unas personas que porque desconocían el proceso que se dio para que este sistema llegara al poder. Sin embargo esa misma persona fue quien impugnó, y en algún momento su colonia lo nombró como representante y él renunció a eso, se llama Rutilio Espíndola, y abiertamente se ha pronunciado en contra de este gobierno. Él trabajó en ayuntamientos anteriores, de partido políticos; siempre ha ido a comunidades a tratar con dádivas de convencer a la gente, falsificaron firmas. Por ejemplo, uno de los concejeros venía en la lista, él lo dijo públicamente y entabló una denuncia por falsificación de firmas.

Detrás de Rutilio Espíndola, dice, está el diputado Raymundo García, originario de Acatepec. “Es quien está golpeándonos de manera muy fuerte, utilizando artimañas, incluso de manera mediática nos inventan un montón de cosas que no son ciertas, como que no hay obras, que el dinero nos lo estamos agarrando”.

En diciembre, dijo, las autoridades comunitarias tuvieron que hacer una rueda de prensa e invitar a reporteros para que vieran las obras que han hecho, como el eje carretero de la zona tun savi, que ahora comunicará a comunidades tradicionalmente marginadas y que este año se podrá pavimentar con cemento hidráulico. También, las autoridades expusieron entonces a los reporteros el proyecto de otro eje carretero en la zona mephaa, ambos con el apoyo del INPI; y el de una planta tratadora de basura que procesará 100 toneladas de desechos cada ocho horas hasta llegar después a que funcione las 24 horas; y un proyecto con Capaseg para el tratamiento del drenaje para que ya no contamine al río, y la salida de la cabecera, del rastro municipal. “Quien diga que este gobierno no trabaja, no necesitamos nosotros desmentirlo, ahí está”.

-¿Cómo está respondiendo la población?

-Al menos de las comunidades está respondiendo bien, no está dando el respaldo. En la cabecera… se da el racismo, clasismo y la discriminación porque todos os días es un lucha constante, todos los días es como estar en contra de eso porque quienes estamos ahí (en el gobierno, cuya sede dejó de llamarse Palacio Municipal y ahora se llama Casa de los Pueblos) la mayoría somos de las comunidades, y quizás por la cuestión política o económica nunca pensamos poder llegar a un cargo público y gracias a este sistema se da que quienes no teníamos quizás un padrino o el poder económico para patrocinar una campaña o pagarle a la gente para que vote por uno, y llega este sistema, y lo que hace es que al menos nos eligen desde nuestros pueblos. Después, la asamblea nos nombra coordinadores y no es que haya un presidente, síndico y regidores, sino que las decisiones se toman en común, somos tres coordinadores, está el Concejo y nuestra máxima autoridad es la asamblea comunitaria. Entonces, romper con esto no es fácil porque rompiste con la cuestión de poder económico y político del municipio. Entonces obviamente van a estar resentidos, y obviamente va a haber un ataque. En la cabecera sí ha sido mucho más fuerte, mucho más fuerte, y hemos tenido incidentes donde nos han tomado la Casa de los Pueblos. Una vez tomaron a Casa del Pueblo y yo me metí porque mis compañeros estaban adentro. Dicen ellos, para qué te metiste. Les digo pues es que ustedes estaban aquí y entonces si vamos a negociar lo vamos a hacer todos y yo no me puedo quedar allá afuera tranquila viendo qué pasa con ustedes. Entonces entro, y cuando yo iba entrando me empezaron a gritar, pinche cuadrillera, a poco tú eres gobierno, ustedes qué van a saber gobernar, pinches huarachudos”.

“Quizá nosotros también por inexperiencia, y lo digo abiertamente porque al menos yo no había ocupado ningún cargo público o algún puesto de toma de decisiones, en algún momento creímos que era suficiente con hacer de trabajo a ras de piso, con la gente, y no pensamos en este golpeteo mediático que podíamos tener”.

-¿Quiénes son los que hacen eso?

-Básicamente han sido los que han estado en algún momento en administraciones de partidos políticos. A los que sienten que se les acabó el negocio, la obra, todo. Porque nosotros no tenemos exclusividad con una empresa, con una ferretería, con una tienda, hasta los hacemos competir, quien te dé mejor precio. Entonces rotamos el recurso para las empresas y para los negocios, y muchos de los que eran pequeños están creciendo ahora. Entonces sienten como más competencia, porque antes eran cuatro o cinco familias que solamente, todo el tiempo, eran las que estaban aprovechando.

-¿Todo esto genera ingobernabilidad?

-No, yo creo que al contrario. Si medimos como esta cuestión de fuerza, yo creo que no, porque tenemos nuestra forma de gobernar, lo que es a Asamblea Municipal Comunitaria y lo que dice la asamblea es lo que vamos a hacer. Entonces en su mayoría, es un sistema muy democrático. Cada mes se reúne la asamblea, y el Concejo tiene sesión cada 8 días, los viernes, y si hay necesidad de hacer otra cosa es una sesión extraordinaria o permanente.

 

“Ha sido difícil, porque todas las decisiones las toma la asamblea”

Isidro Remigio Cantú, representante de la etnia mephaa, coincide con sus compañeros en que el trabajo ha sido difícil en este año y fracción que llevan al frente.

“Ha sido un trabajo enorme, difícil para nosotros porque aquí la decisión ha tomado la asamblea municipal. Todas las decisiones que se toman para realizar las obras en cada una de las comunidades son a través de la asamblea, trabajando en coordinación con Obras Públicas, para que se asignen los presupuestos, los montos, de acuerdo a la necesidad que presenta cada comunidad, y ajustándonos también al presupuesto. Nos trazamos una meta de que nuestro municipio tenga una obra en cada una de las comunidades y en cada una de las colonias, y en 2019 lo cumplimos al 100 por ciento, a excepción de una comunidad que tenían una situación difícil, que no se ponían de acuerdo. Pero estamos en la mejor disposición de que la obra se tiene que llevar, siempre y cuando que se pongan de acuerdo”.

-¿Cómo es el trabajo diario?

-Aquí es atender a las peticiones que llegan de cada una de las comunidades, recorrer a las comunidades para escuchar de viva voz las necesidades que tienen. Ese ha sido el trabajo de nosotros y también contribuyendo con los ciudadanos que presentan dificultades, por ejemplo, con algunas enfermedades de sus familiares que tienen en el hospital o que necesitan traslado.

-¿Se reúnen diario?

-Cuando es necesario, nos reunimos los 38 consejeros para determinar las situaciones que presentan. Una o dos veces a la semana. Los tres coordinadores, nos hemos coordinado a veces cuando tenemos audiencias en las comunidades, con el gobierno de estado o federal, acudimos. Entonces, hacer los trámites, hacer las gestiones, tocando puertas para bajar más presupuesto para nuestro municipio.

“Muchas oficinas –precisa- como desconocen el sistema de gobierno que está en nuestro municipio, a veces hay ocasiones que nos ignoran, pero ya haciéndoles el planteamiento, explicándoles el nuevo modelo de gobierno que tenemos en el municipio, siempre hemos tratado de dialogar y entendernos. Yo pienso que las cosas no se complican, porque a través del diálogo con las autoridades vamos entendiéndonos y también ellos van reconociendo que es el primer municipio en nuestro estado de Guerrero que está regido por usos y costumbres”.

-¿Sienten una amenaza de los poderes fácticos?

-Sí, realmente ha habido amenaza con los partidos políticos que han gobernado anteriormente, y quienes son simpatizantes de algún partido político nos critican que no hemos hecho nada, que no hemos realizado obras, pero aquí el testigo o los testigos son las comunidades, son las autoridades en los pueblos. Porque había comunidades con 10, 15, 20 años sin ni una obra y nosotros en este primer año hemos puesto nuestro granito de arena dejándoles una obra en cada una de las comunidades, aunque en las redes sociales nos critican muchas cosas porque están dolidos, porque nosotros hemos trabajado, hemos demostrado más trabajo que en las anteriores administraciones cuando era regido por partido político. Pero ahora el cambio es que hemos demostrado es trabajar cerca con los pueblos, y llevarles obra a cada una de las comunidades.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here