Compartir

J. ALBERTO SOLÍS LOEZA  /

Coyuca de Benítez, 28 de junio de 2020. Ante las advertencias de las autoridades de salud, por el aumento de casos de personas infectadas por el Coronavirus en este municipio, el colectivo de Organismos No Gubernamentales suspendieron el acto luctuoso por el 25 aniversario de la masacre del vado de Aguas Blancas.

Al respecto, la luchadora social Celene Olivares Romero expresó su sentir por estos lamentables hechos que siguen en la impunidad; “probablemente sea la pandemia quien limita a rendir los homenajes que nuestros caídos merecen”.

Agregó que lo más importante es que “nuestro corazón y nuestra mente, no olvidan tan vergonzoso acto por parte de aquellos que dieron partida y participaron en esta masacre… Ni perdón ni olvido”.

Pidió también recordar a cada “uno de nuestros líderes muertos y compañeros desaparecidos, quienes nos duelen y también exigimos justicia”, que no haya tanta impunidad en nuestro estado y en el resto del país.

Fue un 28 de junio del año 1995, cuando un grupo de campesinos fue atacado a balazos por efectivos de la ex policía motorizada, al mando de Rosendo Armijo de los Santos, así como por elementos de la policía judicial comandados por Gustavo Olea, apoyados por el gobierno de Rubén Figueroa Alcocer, hechos en los que también se vio inmiscuida la ex alcaldesa del municipio de Atoyac de Álvarez y excandidata del partido Morena al gobierno del estado de Michoacán, María de la Luz Núñez Ramos.

Fue una masacre en la que 17 labriegos perdieron la vida, mientras que una veintena más de campesinos resultaron con lesiones diversas por las balas de las pistolas y de las armas largas.

Compartir:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here