Compartir

* El labriego Óscar Reséndiz Reséndiz, explica que con la implementación de estos productos saldrán cosechas sanas y aptas por el consumo humano.

J. ALBERTO SOLÍS LOEZA  /

Petatlán, 13 de enero de 2021. Con la utilización de semillas mejoradas y de fungicidas orgánicos, campesinos de ejidos como el de Coyuquilla Sur, en el municipio de Petatlán, buscan un mejor rendimiento en cultivos como el frijol de la variedad Michigan, al tiempo de lograr un producto apto para el consumo humano, destacó en entrevista el labriego Óscar Reséndiz Reséndiz.

Abordado en la parcela donde lleva a cabo la siembra de este alimento, el cual es considerado como uno de los más importantes dentro de la canasta básica en la mayoría de los hogares de las familias de la región Costa Grande, destacó que con la utilización de productos que no son dañinos para la salud, los consumidores tendrán la garantía de que van a comer leguminosas sin agentes químicos que pueden afectar su salud.

Explicó que aquí en esta zona del municipio petatleco, muchos productores se preocupan por cuidar la salud y la alimentación de la gente, sobre todo vigilan que en los cultivos intercalados predomine la aplicación de fungicidas de origen orgánico para el combate de plagas comunes en los cultivos de varias especies de frijoles.

Por otra parte, Reséndiz Reséndiz habló sobre las desventajas que representa para los campesinos la intromisión de los “corredores o acaparadores”, principalmente porque son éstos los que se llevan las ganancias al obtener la mayoría de las cosechas a precios más bajos, mientras que los que invierten dinero, tiempo y más esfuerzo, en este caso los labriegos, son los que menos beneficios logran tras cultivar y recolectar el producto que con tanto esfuerzo sembraron.

Compartir:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here