Compartir

Agencia ID

Inmensas masas de rocas antiguas permanecen aisladas desde antes de la colisión que creó la Luna hace 4.500 millones de años, cientos de kilómetros bajo la corteza terrestre.

Un nuevo estudio en la revista AGU Geochemistry, Geophysics, Geosystems utilizó modelos para rastrear la ubicación y el origen de las muestras de roca volcánica encontradas en todo el mundo hasta dos continentes sólidos en el manto profundo. La nueva investigación sugiere que las regiones de rocas gigantes específicas han existido durante 4.500 millones de años, desde el comienzo de la Tierra.

Anteriormente, los científicos teorizaron que los continentes separados en el manto profundo provenían de placas oceánicas subducidas. Pero el nuevo estudio indica que estas regiones distintivas pueden haberse formado a partir de un antiguo océano de magma que se solidificó durante el comienzo de la formación de la Tierra y pueden haber sobrevivido al impacto masivo de creación de la Luna.

Determinar el origen de las masas revela más detalles sobre su evolución y composición, así como pistas sobre la historia primordial de la Tierra en el Sistema Solar temprano, según los autores del estudio.

Es sorprendente que estas regiones hayan sobrevivido la mayor parte de la historia volcánica de la Tierra relativamente intacta, dijo Curtis Williams, geólogo de la Universidad de California, Davis, en Davis, California y autor principal del estudio.

Fuente: europapress.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here