Compartir

* Ya existe un decreto, el de Figueroa Figueroa, que dota a la reserva de 22 mil metros cuadrados y debe respetarse, dice Zubillaga

*Reclaman la instalación del Observatorio Ciudadano para la fiscalización social de las obras

 

VERÓNICA CASTREJÓN ROMÁN/

 

Acapulco, 20 de enero de 2020. “Nosotros defenderemos las 22 hectáreas que corresponden al parque para el parque Papagayo; si el gobernador decide otra cosa, nos vamos a oponer, eso que no quede la menor duda: las 22 hectáreas del parque Papagayo son para el parque”.

Así lo advirtieron los integrantes del nuevo Frente de Defensa Integral del parque Papagayo, en voz de su vocero, Carlos Zubillaga Ríos, quien advirtió que la decisión del gobernador, Héctor Astudillo Flores, de donar al Ayuntamiento, mediante un decreto, el espacio que ahora ocupan sus instalaciones en la mencionada reserva ecológica, fue una decisión unilateral, con la que no están de acuerdo.

Y no lo están, dijo, porque el parque es de los acapulqueños, y en el espacio que hoy ocupa el Palacio Municipal, lo que el frente defensor propone, es la instalación de un Departamento Ambiental y Casa de la Tierra y Ciencias, a fin de que el parque se convierta en un centro recreativo, educativo y científico.

“El ayuntamiento ya tiene su espacio para seguir atendiendo a la población; nuestra lucha continúa”, advirtió,  y recalcó que el proyecto de remodelación presentado por la Sedatu, es solo un conjunto de buenos deseos, que no está registrado en la página del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) y que por lo tanto, no se sabe bien a bien ni qué harán ni cuánto se gastarán de manera particular; no existe una maqueta, por lo que exigió transparencia en todo el proceso remodelador del parque.

Zubillaga Ríos, ingeniero agrónomo, activista y promotor de los derechos humanos, como él mismo se define, informó que a la subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda del gobierno federal, Carina Arvizu Machado,  le hicieron ya la solicitud formal para la instalación de un Observatorio Ciudadano que vigile la aplicación de los recursos del proyecto de remodelación del parque y aclaró:

“Para toda obra pública se institucionaliza una contraloría social ciudadana que verifique o dé certeza a los recursos. Nosotros proponemos un observatorio ciudadano independientemente de lo que haya lugar en términos legales, ya que como observatorio la ley nos da derecho a participar desde el momento en que inicien los trabajos e incluso detenerlos si estos no cumplen con las disposiciones legales. Si encontramos alguna irregularidad,  ampararemos nuestro juicio en contra de la autoridad y sustentaremos científica y jurídicamente en qué consiste la ilegalidad”, dijo.

Dijo desconocer el decreto del gobernador por el cual se donaría al Ayuntamiento el espacio que ahora ocupa el Palacio Municipal, pero advirtió que ya hay un uno, emitido por el ex gobernador, Rubén Figueroa Figueroa y el Congreso del Estado de Guerrero de esa época y que dota al parque de 22 mil metros cuadrados; “hay un decreto anterior y tiene que quedar sin validez el decreto (nuevo)”; recalcó.

Zubillaga Ríos comentó entonces que sólo les hace falta reunirse con el gobernador para externarle sus propuestas y posicionamiento acerca de la situación que guarda el proceso de remodelación del parque Papagayo, y que lo harán “cuando él lo estime pertinente porque si él no hace la reunión antes de que se empiece a construir, vamos a proceder jurídicamente”.

En rueda de prensa en uno de los restaurantes instalados en el parque Papagayo y acompañado de arrendatarios del mismo y de las cabezas visibles de su movimiento, José Antonio Maciel Pérez, Bernardo Salas Roldán, y Arturo Guerrero Caballero, el vocero del ahora Frente Amplio para la Defensa Integral del Parque Papagayo detalló que el movimiento de defensa del pulmón verde crece y que hoy por hoy son asesorados por los Colegios de Ingenieros y de Arquitectos, así como por la Comunidad Politécnica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here