Compartir

* En la sierra de San Miguel Totolapan, en la zona de Toro Muerto, el gobierno federal fue omiso, acusa el abogado Rómulo Reza

REDACCIÓN   /

 

Acapulco, 28 de enero de 2020. En los últimos 15 años, se fue gestando en la sierra de San Miguel Totolapan, en las inmediaciones de la comunidad de Toro Muerto, un problema que ahora amenaza a la región.

El abogado Rómulo Reza Hurtado, que se vinculó a esa región desde que fue diputado a principios del milenio, relata que desde aquellas épocas empezó a hacerse notoria la presencia de felinos grandes, principalmente jaguar, pero incluso león y puma, que atacaban al ganado.

Rómulo Reza. Foto La Plaza.

Principalmente, las víctimas eran cabras, ovejas y becerros. Fue entonces, dijo, cuando los lugareños plantearon al gobierno federal la creación de una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) para proteger a los felinos, y que a la vez se destinara un fondo para pagar a los campesinos por cada animal que era devorado por los felinos.

De esa manera, pensaron, se establecería un equilibrio tanto para los felinos como para la comunidad de Toro Muerto, la principal afectada.

Pero el gobierno, cuenta Reza Hurtado, no dio una respuesta positiva. Entonces, al ver que las bajas de animales eran cuantiosas, los campesinos decidieron tomar en sus manos el problema y empezaron a cazar a los felinos, hasta que prácticamente los eliminaron o los alejaron.

“Pero una vez que los felinos se vieron en peligro, algunos se marcharon del lugar y dejaron sola a la zona, y ahorita existe una plaga muy fuerte que llegan manadas de más de 200 jabalíes y escarban, se comen todos los cultivos de papa, de zanahoria, de todos los productos que ellos siembran”, explica el ex diputado local, y ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de Guerrero.

“Son unos depredadores, pero porque se rompió una cadena alimenticia que debía haberse protegido por el gobierno federal a través de las UMAS”, remarca.

-Entonces como que salió más caro el caldo que las albóndigas.

-Sí, es que es el desconocimiento de las personas del campo de que cuando rompes una cadena alimenticia los problemas se pueden agravar.

La zona de Toro Muerto es la parte alta de San Miguel Totolapan, en el filo mayor. Es una zona muy fría, donde nacen todos los arroyos que van a dar a San Miguel Totolapan y Ajuchitlán del Progreso, en la que la gente se dedica a la ganadería, la cría de truchas, ovejas, chivas y producción de mezcal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here