Compartir

* Anna Ribera, Javier Oliva y Roberto Ortega participaron en el Foro El Petróleo en México: Historia, Política, Economía y Sociedad

REDACCIÓN  /

 

Ciudad de México, 15 de marzo de 2018. El próximo domingo 18 de marzo se cumple el 80 aniversario de la expropiación petrolera y el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM) conmemoró este histórico capítulo de nuestra historia con el Foro El Petróleo en México: Historia, Política, Economía y Sociedad.

El evento se realizó la tarde de este miércoles 14 de marzo en las instalaciones del INEHRM. Participaron Anna Ribera Carbó, doctora en Historia; Javier Oliva Posada, doctor en Ciencias Sociales y en Sociología del Derecho, y Roberto Ortega Lomelín, maestro en Administración Pública.

En el foro El Petróleo en México: Historia, Política, Economía y Sociedad se abordó cómo el 18 de marzo de 1938, el presidente Lázaro Cárdenas tomó una de las decisiones más importantes de su gobierno, al hacer valer los derechos de la nación sobre el petróleo, tal y como lo establecía la Constitución de 1917.

El decreto expropiatorio fue la culminación de una larga batalla entre las compañías petroleras, en manos de empresarios estadounidenses, ingleses y holandeses, y el estado mexicano surgido de la revolución.

Las empresas petroleras se negaron a acatar el artículo 27 constitucional que restableció la propiedad de la nación sobre el subsuelo. Con el apoyo de sus gobiernos, presionaron para que no se aplicara ese artículo retroactivamente a las concesiones otorgadas durante la dictadura.

El poder económico y político de esas empresas y de sus gobiernos logró frenar su aplicación con los acuerdos de Bucareli, suscritos por los presidentes de México y Estados Unidos en 1924. Esta larga batalla se decidió en 1938. La expropiación fue hecha con el respaldo de la población mexicana que se movilizó en su apoyo.

La también investigadora, profesora y especialista en la historia política y social mexicana de la primera mitad del siglo XX, Anna Ribera, enfatizó la importancia del acto de la expropiación petrolera ya que dijo, es un tema fundamental en la historia de México.

“Esta expropiación es, sin duda, uno de los actos centrales de la historia mexicana del siglo XX y es un acontecimiento que cierra un ciclo de luchas por el control de los recursos naturales en nuestro país iniciado con la redacción de la Constitución Mexicana de 1917”.

La miembro del Sistema Nacional de Investigadores agregó que en este suceso, destacó la figura del presidente Lázaro Cárdenas, quien resistió los ataques y hostilidad del gobierno de Estados Unidos, Londres y los consorcios que controlaban más del 90% de la producción mundial del petróleo.

“Cárdenas jugó diplomáticamente y con una habilidad extraordinaria y en tiempos en que la guerra mundial se avecinaba. Frente al boicot jugó muy hábilmente los tiempos diplomáticos y con ello logró una empresa impensable hoy en día, lamentablemente”.

El también profesor e investigador Javier Oliva destacó que la expropiación petrolera fue una decisión que cambió la historia del país y fue palanca y motor económico para el desarrollo de México.

El Miembro del Sistema Nacional de Investigadores también dio una breve perspectiva de lo que significa y significó la expropiación petrolera en términos de seguridad nacional.

“Este es un aspecto interesante porque el pensamiento militar mexicano se va a anticipar 10 años al estadounidense para crear la secretaría de la defensa nacional que nació en México en 1937, tan sólo un año y cinco meses antes de la expropiación.

“Esta secretaría sería importante en la decisión de la expropiación ya que se requería de una reorganización de la fuerza armada del país para, en un momento dado, hacer frente a los que podían ser los desafíos a una agresión física al territorio mexicano por este hecho”.

El especialista en defensa y seguridad nacional, legitimidad, procesos políticos y geopolítica también comentó que el 80 aniversario de la expropiación petrolera es el contexto propicio para pensar y relanzar pensamientos que puedan garantizar que México, por si mismo, obtenga los ingresos para financiar buena parte de su desarrollo.

Roberto Ortega dio un breve contexto nacional e internacional de las acciones y modificaciones que se fueron dando en México antes y después de la expropiación petrolera, destacando que en 2004 fue el pico de la producción de petróleo en México, cuando se hicieron tres millones 400 mil barriles diarios.

“Una producción extraordinaria y de esa tan sólo dos millones 100 mil son de Cantarell, yacimiento considerado uno de los más importantes a nivel mundial. Actualmente estamos produciendo menos de dos millones en todo el país. La meta para este año es de un millón 950”.

“2004 es un año de importante producción petrolera, pero por otro lado también se dejó de invertir en esa época en la exploración y por eso ahora estamos en un nivel bajo”.

El también maestro en administración pública e investigador concluyó su participación destacando que estamos en una situación crítica en términos de petróleo por su producción, transformación industrial y su transporte, almacenamiento y distribución.

“Hasta ahorita se han hecho ocho licitaciones para que en México participen empresas en la exploración y distribución del petróleo, y estas provienen de 19 países. El 70% de ellas se adjudicaron, hay contratos y están en las fases primarias.

“Este hecho se conjuga con una crisis y rezago importante de la empresa estatal a la que no han dejado desarrollarse adecuadamente y ahora tiene que competir en situaciones difíciles. En este cambio de administración habrá una oportunidad para participar y hacer un replanteamiento de cómo fortalecer a la empresa estatal”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here