Compartir

* El estado ya no es el primer lugar en violencia, expresa el gobernador

REDACCIÓN    /

 

Acapulco, 22 de diciembre de 2018. Ante los hechos de violencia que se han registrado en los últimos dos meses, el gobernador Héctor Astudillo Flores afirmó que “no hay un gobierno ausnete, no hay un gobierno lejano; hay un gobierno que está pendiente de cada uno de los problemas y que el gobernador está con el ánimo de ayudar, de atender y de responder”.

Dijo que si bien en estos dos meses ha habido un incremento en los problemas en materia de seguridad, en la entidad se han dado altibajos y es muy probable que las cosas volverán pronto a la normalidad.

“Guerrero no ha ocupado los primeros lugares desde que soy gobernador, antes de que fuera gobernador estaba en otros lugares, hoy está en el tercer lugar y rayando a llegar al cuarto lugar”, señaló.

Astudillo Flores hizo estas declaraciones tras acudir a la entrega del resonador magnético en el Instituto Mexicano del Seguro Social en Acapulco, donde ponderó el trabajo del delegado Reyes Betancourt Linares.

Destacó que aunque lo parezca, la entidad no vive una situación extraordinaria. “Guerrero –dijo- siempre ha sido difícil, quién piense que Guerrero vive cosas extraordinarias creo que no conoce Guerrero,  tenemos más problemas que hace dos meses, sí, yo lo he reconocido. Pero yo creo que Guerrero tiene sus altibajos, espero que pronto diríamos, que las cosas vuelvan a su estado normal”.

Precisó que hay problemas e la sierra, conflictos derivados de crímenes como el de Taxco, donde elementos de la Cruz Roja fueron atacados, y los crímenes “que todavía por supuesto mantienen e gran indignación sucedidos en Acapulco”. Sin embargo, agregó, “todos se atienden, no hay ninguno que no se atienda y no hay ninguno en que no demos la cara”.

En particular, se le cuestionó sobre el caso de los detenidos por el asesinato del empresario César Zambrano, y el video exhibido por Denise Maerker donde se observa que estos fueron detenidos en su casa y no en Zihuatanejo, y la acusación de que fueron secuestrados, se pagó un rescate por ellos, y tres días después del secuestro, la Fiscalía los presenta como los responsables del crimen del empresario.

El gobernador señaló que deben ser los jueces quienes determinen cuál de las partes tiene la razón. “No se deben resolver los problemas a través de las redes sociales, ni tampoco se deben de resolver a través de las descalificaciones, se deben resolver a través de los juzgados, porque para eso están. Y lo que resuelvan los juzgados nosotros lo vamos a respetar, lo vamos por supuesto a valorar como un hecho de ánimo de justicia, y ahí está el gobernador, el gobernador no está en otro lado, el gobernador, ni protege, ni promueve ninguna circunstancia que esté fuera de la ley, el gobernador a lo que se dedica a todos los días es a tratar de resolver problemas donde surjan;  a veces en Taxco, a veces en Acapulco, a veces en la Tierra caliente y ya ven ustedes donde quiera nos brinca la liebre a veces, verdad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here