Compartir

 

* La alcaldesa de Mártir de Cuilapan acusó a Floriberto Vidal de extorsionar con el tema del agua

GUADALUPE CABAÑAS  /

 

Chilpancingo, 5 de marzo de 2018. La presidenta municipal de Martir de Cuilapan, Felicitas Muñiz Gómez, denunció que un reducido grupo de personas mantienen secuestrada a la población de Zotoltitlan, con el objeto de chantajearla.

“Este es un pequeño grupo que se dedica desde hace años a extorsionar a todos los presidentes municipales, y siempre amenazan con cortar de manera permanente el servicio de agua que suministra a la cabecera municipal si no accedemos a peticiones e intereses personales”, dijo.

Agregó que a estas personas “no les interesa la problemática de su localidad, a quien también extorsionan y agreden si no apoyan sus acciones, en estos momentos tienen secuestrada a la población, y los obligan a estar en un plantón, negándoles la libertad que tienen de querer o no participar, no les tienen permitido salir de la localidad, y han cortado los caminos que les impiden comunicarse con otras localidades vecinas, esta situación generó el deceso de un señor de 81 años que lo obligaron a pesar de su edad a estar en el bloqueo que estas personas realizan en la entrada del pueblo”.

Muñiz Gómez señalo que el 27 de febrero de 2016, en la comunidad de Zotoltitlan se firmó una minuta de trabajo atendiendo siete solicitudes de un grupo denominado “comisión del agua”, de las cuales dijo se atendieron oportunamente por el cabildo municipal.

“Tengo pruebas de haber atendido esta minuta, así como atendí otras que no estaban dentro de esta solicitud, como lo es el mantenimiento de un ambulancia y de una camioneta recolectora de basura, que hasta la fecha los gastos que estas unidades generan, como los traslados y pago a los choferes los eroga el H. Ayuntamiento municipal, hay algunas peticiones que hicieron directamente al gobierno del estado, a través de sus funcionarios presentes en las reuniones y firma de minuta, de las cuales tengo información de que también se han cumplido”.

El chantaje y la extorsión, su forma de vida

“Lo que no podemos cumplirle a estas personas son sus chantajes, no cederemos ante extorsiones que estén fuera de toda legalidad y transparencia, sabemos que tienen atemorizados a hombres y mujeres habitantes de Zotoltitlan, a quienes amenazan con tomar el ayuntamiento y cortar el agua”, señaló.

Dijo que quien encabeza a este grupo es Floriberto Vidal Coxtle, por todos conocido en esa localidad como una persona problemática, generadora de conflictos que manipula y extorsiona en beneficio de sus propios intereses, y “hace unos días los habitantes de Zotoltitlan lo desconocieron y enviaron un oficio al gobernador sobre su actuar”.

Muñiz Gómez aseguró también que el ayuntamiento que preside le apuesta al diálogo y no a la confrontación, y que por eso hace un llamado al comisario y las personas que solicitan que suba a esa localidad, a que acudan a las oficinas del Ayuntamiento para que les muestre con pruebas el cumplimiento total de sus peticiones de la minuta a la cual se refieren, manifestando que no subiría a  confrontarse ni a exponer su integridad, ya que en otras ocasiones,dijo, la han recibido con personas armadas que esconden su identidad con pasamontañas.

La alcaldesa dio a conocer que la localidad de Zotoltitlan es una de las más beneficiadas por este gobierno municipal y por el estado, donde se han ejercido más de 32 millones de pesos en obra pública, explicó que en la minuta de trabajo solicitaron 2.5 millones de pesos para obra, cantidad que se ha duplicado por parte del municipio más lo ejercido por el gobierno del estado.

Violencia Política de Género

La representante popular que ha presidido en dos ocasiones el Ayuntamiento. denunció que se sigue ejerciendo violencia política de género en su persona, acusó que esta es generada por Floriberto Fiscal Coxtle, Sabino Sevilla Rodríguez, y Alberto Fiscal, líderes de este movimiento, quienes se han aliado con el síndico municipal, Benito Sánchez y la regidora, Edelmira del Moral, a quienes acusa de denigrarla con información dolosa, pues “me mencionan con insultos y estereotipos discriminatorios, amenazándome en redes sociales, que de no cumplir con todo lo que le solicitan, conoceré la sorpresa que me tienen”.

El caso de Muñiz Gómez es emblemático en el estado en materia de denuncia por violencia política de género. En agosto de 2016, interpuso un juicio para la protección de sus derechos políticos electorales, y el 19 de octubre de ese mismo año, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación emitió fallo a su favor al considerar que en efecto su derechos políticos fueron violentados.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here