Compartir

* A 46 años de su muerte, por primera vez se colocó una cruz en el lugar donde fue abatido por el Ejército

* El sitio en la barranca del Otatal está lleno de simbolismos formados por la naturaleza

ROBERTO RAMÍREZ BRAVO   /

 

El Otatal, Tecpan, 02 de diciembre de 2020. “Me duele mucho -dice Micaela Cabañas Ayala, hija de Lucio Cabañas- porque… sí era un luchador, sí era el maestro, sí era revolucionario, todo lo que la gente dice. Pero, compañeros: era mi padre. No tengo más. El gobierno asesinó a mi padre y asesinó a mi madre”.

Este es el sitio donde Lucio Cabañas murió combatiendo con el Ejército mexicano el 2 de diciembre de 1974, hace 46 años, y es la primera vez que se le rinde homenaje en este lugar que, a pesar de estar consignado puntualmente en los registros históricos, físicamente era desconocido. Llegar a él fue difícil, según cuentan la propia Micaela Cabañas, el cronista de la ciudad, Víctor Cardona y otros asistentes. En realidad, todo pudo concretarse gracias a la insistencia de la hija del guerrillero, quien se empeñó en conocer el sitio donde había muerto su padre.

“Con esto del covid, con esto de las enfermedades, dije: yo no me quiero ir sin haber ido al lugar donde él cayó, sin haber pisado esta tierra donde él tuvo su último aliento, donde él quizá quiso despedirse de todo su pueblo, por el cual luchó, pero no pudo”, narró Micaela.

Es, en realidad, una pequeña comitiva la que llegó hasta aquí: la vicepresidenta de la Afadem, Tita Radilla; la dirigente de la OCSS, Norma Mesino; el dirigente de la APPG, Nicolás Chávez; Ángeles Santiago Dionisio, hermana del ex combatiente Octaviano Santiago; Cuauhtémoc Contreras Javier, de la Fundación Lucio Vive; Leopoldo Calderón, de las prepas populares; así como una representación de estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa y de los padres de los 43 desaparecidos de esa normal. Pocos reporteros.

El sitio es conocido como La Barranca del Otatal, y es una piedra grande que se ubica justo en el cauce de un arroyo. Al pie de esa piedra cayó muerto Lucio Cabañas, refiere Víctor Cardona. Unos metros antes de este lugar, hay una pileta, único vestigio de una antigua vivienda, donde murieron aquella mañana sus compañeros combatientes Lino Rosas y Esteban Mesino.

La jornada de este 2 de diciembre comenzó con una visita a la iglesia de la comunidad llamada Guayabillo, en el municipio de Tecpan de Galeana. En este lugar fueron originalmente sepultados Lino Rosas y Estaban Mesino -años después serían trasladados al panteón de Atoyac-, y aquí mismo comenzó, según refieren habitantes, el operativo militar que culminó con la muerte de Lucio Cabañas. En esta capilla, Socorro Galena Solís ofició una misa en representación del sacerdote, que no pudo asistir. En su homilía recordó a Lucio Cabañas a quien conoció de lejos cuando era joven, y recordó que a él mismo le apodaban “Cabañas” cuando estudiaba la universidad en Puebla, por su afinidad con el movimiento guerrillero.

Foto RRB.

La APPG llevó una cruz de madera hecha por el indígena Zenón Hernández Mónico, de Huapango, de la sierra, que fue bendecida en la ceremonia. Posteriormente la comitiva hizo un recorrido hasta el sitio donde ocurrió el enfrentamiento con el Ejército. Son siete kilómetros a pie, entre brechas y barrancas, justo el tramo donde Lucio Cabañas caminó con sus combatientes. La inmensidad es abrumadora. En algunos pasajes, al paso de los caminantes sobresalen lianas, como si fueran raíces que en lugar de estar en el suelo, cuelgan sobre las cabezas. Micaela Cabañas porta un estandarte del Partido de los Pobres, fundado por su padre. En lo accidentado del descenso por las laderas, se apoya en el asta de madera. Un poco en broma, comenta: “A mí me sostiene el Partido de los Pobres”.

Foto RRB.

Casi dos horas dura el recorrido, hasta llegar, primero, al sitio donde se encuentra la pileta sobreviviente de aquel desastre; a unos metros de la cual cayeron los compañeros de Lucio. Un poco adelante, siguiendo por el arroyo, está la piedra donde murió Cabañas.

“Yo siempre -dice el cronista Víctor Cardona- he venido alegando con los compañeros que dicen que Lucio, el último tiro, el último disparo, fue para él. Yo he dicho que Lucio no se suicidó, Lucio murió peleando, y esta zona, compañeros, me da la razón. Porque el Ejército, personal de seis batallones encabezados por un general, salieron de Guayabillos, el mismo recorrido que hicimos nosotros. Llegan de este lado. Según el parte del Ejército, los primeros que cayeron fueron Lino Rosas y Esteban Mesino. Caen de aquel lado (donde está la pileta), a las 8:30 de la mañana. Entonces yo creo, imagino a Lucio en esta zona: si oyó los balazos allá, los tronidos primero, él se defendió desde aquel lado. Entonces murió con su rifle en alto, compañeros”.

LEE TAMBIÉN: LUCIO CABAÑAS NO SE SUICIDÓ, MURIÓ EN COMBATE: CRONISTA

El lugar donde murió Lucio Cabañas parece hecho con simbolismos. Claramente la piedra a cuyos pies cayó parece un templete o un altar. A sus costados se levantan dos cerros empinados, y a sus pies pasa un arroyo, arroyo que, comentaría su hija, no exenta de simbolismo, llevó su sangre hasta el mar. A la roca suben Micaela y los padrinos de la cruz: Tita Radilla y Nicolás Chávez -aunque precisarían que en realidad, esta es de todo el pueblo-, y los representantes de las organizaciones. Los que vienen con Leopoldo Calderón y el grueso de los asistentes, con el grupo de los normalistas, se quedan abajo.

Foto RRB.

Tita Radilla, cuyo padre, Rosendo Radilla, corridista de Lucio Cabañas, fue detenido por el Ejército hace 46 años y todavía no se sabe nada de él, fue la encargada de dar la bienvenida a la comitiva; Norma Mesino, dirigente de la OCSS y familiar de Esteban Mesino, el combatiente caído junto a la pileta, recuerda que el exterminio contra su familia no ha terminado: su padre Hilario tuvo un hermano desaparecido, y dos de sus hijos (hermanos suyos), Miguel Ángel y Rocío Mesino, fueron asesinados. También habla una hermana de Lino Rosas, el otro combatiente caído junto a la pileta, pero su emoción es tanta que solo puede agradecer, y verter unas lágrimas. Nicolás Chávez dijo que el primer recorrido para conocer el lugar, la semana pasada, se hizo con mucha dificultad, apoyándose en perros y con guías locales que tuvieron que ir desbrozando el paso.

Pero era necesario, pues “si nosotros nos olvidamos, nos convertimos en cómplices”, dijo. “Y en este arroyo donde su cuerpo cayó, el agua también le dio la bendición de esta tierra, de Tecpan, el Otatal”, señaló.

Micaela Cabañas recordó sensiblemente a su padre. “Me duele mucho el exterminio contra la familia Cabañas”, dijo. “Pero, ¿qué creen? El gobierno pensó que con eso se acababa, se acababa Lucio, se acababa la guerrilla, y se acababan esos ideales, pero no, compañeros, al contrario: al correr su sangre por esta barranca, al correr y llegar hasta el mar y esparcirse por todo el estado y nuestro país, así, igualmente, se esparció todo ese ideal de lucha, ideal de querer tener progreso”.

Comentó que ella tenía el deseo de colocar una cruz en ese lugar para que la gente de la Costa Grande, de Guerrero, del país y del mundo, “sepa dónde cayó el maestro Lucio y tenga esa curiosidad de venir a pisar estas tierras, así como lo han hecho ustedes, que a partir de este momento, pasaron a la historia ya”.

Micaela Cabañas dijo que “Guerrero es un paño de lágrimas de tantos caídos. Lamentablemente, los gobiernos opresores nos han hecho víctimas a la gran mayoría del pueblo, y la gran mayoría del pueblo porque somos los pobres; ellos son las cúpulas, nada más, unos pocos, los que nos gobiernan y se sienten dueños del dinero y de todas nuestras riquezas naturales”.

Fptp RRB

Este ha sido el primer homenaje que se hace a Lucio Cabañas en el sitio de su muerte, y el compromiso de los asistentes es repetirlo año con año. La cruz de madera fue colocada encima de la piedra y adornada con flores, y se hizo una breve ceremonia de levantamiento de sombra, que en la tradición religiosa católica permite a los fallecidos partir en paz.

 

Compartir:

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here