Compartir

 

* Envía Astudillo al secretario de Salud a ese estado para vigilar su atención médica

* Demanda castigo para los responsables de la actuación policiaca

 

REDACCIÓN    /

 

Chilpancingo, 17 de febrero de 2020. El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó que uno de los tres estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa que fueron agredidos por la policía estatal en Chiapas, se encuentra en estado delicado.

En entrevista con reporteros, informó que envió al secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, para vigilar la atención médica del normalista.

Astudillo Flores aprovechó para reiterar su condena a la agresión policiaca y dijo que mientras no se sepa qué fue lo que pasó con los 43 estudiantes que fueron detenidos y desaparecidos por la policía municipal de Iguala en 2014, “las protestas, las manifestaciones, es entendible que sigan”.

Refirió que hay tres jóvenes lesionados, de los cuales uno está delicado, por un impacto en la cabeza. De acuerdo con testimonios de los padres de familia de los 43 desaparecidos, dados a conocer minutos después de la acción represiva, el joven habría recibido “una bomba” de gas lacrimógeno en la cabeza, disparada a metro y medio de distancia por la policía.

“La información que tenemos es que ayer lo iban a intervenir. Debe estar llegando el secretario de Salud, el doctor de la Peña que el pedí que fuera a Chiapas en uno de los  aviones de gobierno del estado, tenemos dos aviones, se fue en uno de ellos y ya  debe estar llegando por allá, seguramente nos va a dar un parte. Él estuvo en contacto con el secretario de salud de Chiapas”, dijo el gobernador por la mañana en Casa Guerrero tras un acto de entrega de ambulancias al sector Salud.

El domingo, mientras se preparaban para iniciar una de las tres caravanas que habían anunciado –una en el norte del país, otra en el Bajío y otra en el sur-, en Chiapas, los normalistas fueron agredidos por la policía. Los padres de familia, que se encontraban en el interior del plantel de la normal chiapaneca, almorzando, salieron a ver qué pasaba y también fueron agredidos por la policía.

Es, dijo el gobernador Astudillo, “lamentable lo que sucedió, nosotros como lo planteamos que se haga una investigación y si alguien se excedió, pues que también se apliquen las responsabilidades correspondientes”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here