Compartir

* El alcalde, Juan Carlos Aguilar, cobra venganza porque colaboradores hicieron valer su libertad de votar por sus preferencias partidistas

J. ALBERTO SOLÍS LOEZA  /

San Jerónimo, 16 de junio de 2021. Funcionarios públicos del ayuntamiento de Benito Juárez denunciaron que fueron despedidos de manera injusta por su alcalde, Juan Carlos Aguilar Sandoval, por no haber apoyado a su candidato “delfín” político en las pasadas elecciones del 6 de junio, el ex abanderado del PVEM, Lázaro Sandoval Nava.

Los molestos empleados dijeron que, aunado a eso, no les ha querido pagar su liquidación y demás prestaciones que les corresponden por el tiempo laborado, de acuerdo con lo que establece la Ley Federal del Trabajo.

Los denunciantes mencionaron que luego de que terminaron las votaciones, y al tener la certeza de que el PVEM había perdido la elección del domingo 6, el día martes 8 de junio los citaron en el ayuntamiento para informarles que ya no trabajarían más para el gobierno municipal y que sólo cobrarían la primera quincena correspondiente al mes julio como último pago.

Les dijeron que les darían la parte proporcional del aguinaldo y nada más, lo que los molestó, pues en ningún momento les ofrecieron la liquidación que por ley les corresponde.

Las trabajadoras Antonia Mejía Espino y Berenice Acosta Bailón, una de ellas intendente del Zócalo de la localidad Las Tunas, así como Gabriela Radilla Romero, bibliotecaria en esa misma población, Agustina Saucedo Hernández y José de Jesús González Vega, son los afectados.

La historia es la misma, sólo les ofrecieron el pago de una última quincena y la parte proporcional del aguinaldo, pero no una liquidación por los servicios prestados durante tres y otros durante cuatro años en el ayuntamiento.

Ante esta situación, los trabajadores despedidos acusaron que esto se debe a que no apoyaron al candidato del Partido Verde Ecologista de México, Lázaro Sandoval Nava, elegido por el actual alcalde para que fuera su sucesor en el gobierno municipal.

Explicaron que ya acudieron a casa del alcalde para exigirle una solución, pero el edil no salió, solo mandó a una trabajadora doméstica a la puerta a decirles que este día los atenderá en el ayuntamiento durante el transcurso de la mañana.

Ante esta situación, los trabajadores advirtieron que si el alcalde no les da su liquidación que conforme a derecho les corresponde, mañana mismo van a tomar acciones de protesta comenzando con la toma del ayuntamiento.

Compartir:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here